El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha admitido hoy que su equipo está “fastidiado” tras la derrota “inesperada” que el sábado sufrió ante el Alavés y ha señalado que sus jugadores “tienen muchas ganas de competir” en el partido que disputarán ante el Celtic de Glasgow.

El Barcelona debuta este martes (13.45 horas) en la Liga de Campeones y el técnico azulgrana ha enfatizado, en la rueda de prensa previa al choque, la importancia de “empezar bien en una competición tan corta”, más aún después del último tropiezo liguero.

“Es básico empezar bien, básico para nuestra moral después de la derrota liguera inesperada”, ha aseverado el preparador asturiano, quien ha avisado de las “complicaciones que presentará” el equipo escocés.

Antes del entrenamiento, Luis Enrique ha realizado la charla tradicional previa a un encuentro que, según ha explicado, “no ha sido diferente a los sesenta que hacemos durante la temporada”, haciendo referencia a la última derrota.

No ha desvelado, sin embargo, el contenido de la misma, si bien sí que ha definido el estado de ánimo de sus jugadores tras caer ante el Alavés.

“El equipo está fastidiado, evidentemente, porque no nos gusta perder a casa, pero más allá de ese fastidio, tenemos el ciclo más corto sin descansar después de jugar el sábado. Tenemos muchas ganas de competir mañana, muchas ganas de ver un Camp Nou a tope en una competición que nos apasiona”, ha subrayado.

En cualquier caso, ha admitido que le gustaría “no fallar nunca”, aunque ha insistido en que como entrenador lo que le interesa es “cómo mejorar, identificar los problemas, buscar una solución y reconocer que hay aspectos del fútbol que no los puedes controlar”.

Sobre el rival de mañana, espera encontrarse Luis Enrique un equipo “muy parecido” al que ya venció (1-3) en la pretemporada y ha elogiado la idea del entrenador del Celtic, Brendan Rodgers, “de jugar, asociarse y presionar la salida del balón”.

“Es un amante del buen fútbol, de una idea futbolística muy atractiva. En muy poco tiempo en el Celtic ya se puede ver lo que quiere su entrenador. Me gusta su idea”, ha analizado.

En este sentido, el cuerpo técnico azulgrana no descarta que Rodgers apueste por una defensa de cinco jugadores similar a la que planteó el Alavés, por lo que el técnico ha destacado la importancia de que sus jugadores tengan un “día fino y activo para superar cualquier tipo de defensa”.

Con vistas al encuentro, el guardameta Marc-André ter Stegen sigue siendo duda por unas molestias musculares, aunque hoy ha disputado el entrenamiento con total normalidad, mientras que sobre el estado físico de Leo Messi, aquejado de una pubalgia, ha dicho Luis Enrique que la decisión de jugar la tomara el argentino.

“Me gustaría que Messi jugara todos los minutos, pero en este caso manda el jugador. Dependerá de cómo se encuentre él. Será su estado el que determine los minutos que puede jugar”, ha zanjado.

 

EFE