El Barcelona enfrentará al Athletic de Bilbao este miércoles, en partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey en el estadio Camp Nou, en el que el técnico Luis Enrique espera un rival “que presentará dificultades, pero la eliminatoria está por decidirse”.En rueda de prensa previa al encuentro, el entrenador del conjunto blaugrana dijo que “sabemos las dificultades que tenemos cuando jugamos contra ellos y no habrá confianza. Nuestro objetivo es ser mejores futbolísticamente y ganar el partido”.

Resaltó que “el único partido clave que hay para la Copa del Rey es el de este miércoles. El resto, nadie sabe qué puede pasar”.

“Estamos conscientes de la dificultad del rival y del partido. Espero que la afición entienda esta dificultad. El objetivo es ser mejores futbolísticamente que el Athletic y ganar el partido”, dijo.

Expuso que “la racha de 24 partidos sin perder indica que el equipo está siendo constante y regular. Si esto te acerca a conseguir éxitos, fantástico, pero está todo por decidir”.

Agregó que “el futbol es un deporte colectivo que presenta muchas sorpresas y los equipos de arriba seguiremos fallando en la Liga”.

Sobre sus jugadores, resaltó su confianza hacia el defensa belga, Thomas Vermaelen, la misma desde el principio de temporada, luego de que el jugador salió del partido contra el Málaga el pasado sábado.

“Aunque falte algún jugador importante como Neymar Jr. en Málaga, la idea colectiva perdura, para presionar al rival, para tener el balón en campo contrario”, expresó.

A un día del encuentro con el athletic, al entrenamiento de este martes faltaron Arda Turan y Andrés Iniesta, ambos con un proceso de fiebre, por lo que son duda para Luis Enrique.

NTX/