Con una ofensiva que aprieta en el momento justo y una defensa agresiva que sabe aprovechar los errores del rival, un increíble Jets de Nueva York consiguió su segundo triunfo de la campaña 2015 de la NFL, al humillar por 20-7 a un inoperante Potros de Indianápolis en su propia casa.

El mariscal de campo Ryan Fitzpatrick fue la pieza clave en el triunfo de Jets, al conectar dos envíos de touchdown: con Erick Decker de seis yardas en el primer cuarto y con Brandon Marshall de 15 en el último, más dos goles de campo de Nick Folk, de 35 en el segundo y de 46 en el cuarto.

Aunque la ofensiva de Jets comenzó un tanto insegura sobre el emparrillado del Lucas Oil Stadium y se fue en blanco en su primera serie, su defensiva entró al quite y dio el grito de guerra cuando el safety Calvin Pryor interceptó a Andrew Luck y devolvió el ovoide 29 yardas, para dejar a su equipo en la nueve del rival.

Casi con la mesa puesta, la ofensiva visitante supo aprovechar el “regalito” y cinco jugadas más tarde irrumpió en las diagonales del equipo de casa, con pase rápido de Fitzpatrick para Decker, que los puso 7-0 adelante con el extra de Folk.

Mal y de malas, cuando Potros pudo hilvanar una buena serie ofensiva, que los llevó hasta la yarda 11 del rival, su pateador, el usualmente confiable veterano Adam Vinatieri, falló un intento de gol de campo de 29 yardas, con lo que el marcador seguía en blanco del lado de la casa.

Por suerte para Indianápolis, cuando un crecido Nueva York buscaba su segundo touchdown, un profundo alcanzó a manotear el pase largo de Fitzpatrick y el ovoide fue a caer en las manos de Mike Adams, quien hizo gala de concentración y equilibrio para quedarse con el balón.

No obstante, la espectacular atrapada resultó infructuosa, luego que su ofensiva fue incapaz de sacarle provecho, mientras, por el contrario, los de la “Gran Manzana” le sumaron tres más a su causa, con gol de campo de 35 yd de Folk sobre la pausa de los dos minutos.

Por los locales, en cambio, Luck no daba una, pues además de fallar pases que normalmente tendría en la bolsa, cuando luchaban por abrir su marcador antes del medio tiempo, intentó hacer un acarreo personal al no encontrar receptor, sólo para que le arrancaran el ovoide de las manos.

El balón suelto fue recuperado por Jets, que pudo haber aumentado su ventaja antes del silbatazo, pero Folk, otro veterano sumamente confiable, falló un intento de gol de campo de 44 yardas, para que los cartones quedaran 10-0 para la visita al terminar la primera mitad.

Un ajuste de actitud y de estrategia durante el descanso pareció poner a Potros en camino de la reacción, no obstante, otra mala ejecución truncó su camino a la zona de anotación.

Una ofensiva larga y bien llevada, que se había comido casi 10 minutos del tercer cuarto y los tenía en la yarda uno del rival, terminó cuando otro veterano, el corredor Frank Gore, soltó el balón, que fue recuperado por Darrelle Revis.

La defensiva de Chuck Pagano, no obstante, sacó la casta e impidió mayor daño, pero, completamente fuera de ritmo, Luck fue interceptado en apenas la tercera jugada de su siguiente serie por un agigantado Revis, que le devolvió el balón a Fitzpatrick, pero éste, de nueva cuenta, fue incapaz de convertir en puntos el obsequio.

Sin embargo, es difícil parar por completo a una ofensiva como la de Indianápolis y en el cuarto episodio Luck por fin llegó al Lucas Oil, para guiar a su ofensiva a lo largo de 91 yd en ocho jugadas y concluir con un pase cortó para Donte Moncrief, quien sembró enemigos a su paso y lo convirtió en touchdown de 26 yd. 7-10.

Y mientras Potros batallaba para llegar a las diagonales, del lado de Jets, parecía que lo único que necesitaban era que Fitzpatrick pisara el acelerador para volver a arribar a la “zona prometida” y lo hizo con pase de 15 yd para Brandon Marshall, que los volvió a poner 10 puntos adelante, por 17-10.

Con una ofensiva de Potros completamente inoperante, Jets acabó de amarrar el partido con un gol de campo de 46 yd de Folk, que puso el definitivo 20-7 con 1:02 minutos restantes en el reloj.

Ryan Fitzpatrick completó 22 pases en 34 intentos, aportó 244 yardas, completó dos en las diagonales y le interceptaron uno del lado de Jets, en tanto un irreconocible Andrew Luck salió de su propio patio con 21 de 37, 250 yardas, un touchdown y nada menos que tres interceptados.

Anotación por cuartos:

Total

Jets NY 07 03 00 10 — 20

Indianápolis 00 00 00 07 — 07

NOTIMEX