Los Rams de San Luis se mudarán a Los Ángeles (California), de acuerdo a la votación que llevaron a cabo los propietarios de equipos de la NFL el martes.

Los Rams empezarán a jugar en Los Ángeles, en donde previamente tenían su campo, en la temporada del 2016, pero no será hasta el 2019 cuando jueguen en su nueva casa en el estado de California.

La votación se llevó a cabo en el marco de las reuniones en las que los 32 equipos están representados, excepto los Titants de Tennessee.

Entre los acuerdos emanados se supo que los Chargers de San Diego podrían unirse a los Rams en un mismo estadio, pero aún tienen hasta enero del 2017 para tomar una decisión.

En caso de que los Chargers determinen no unirse a los Rams, entonces los Raiders de Oakland podrían ligarse al equipo de San Luis.

La reunión entre los dueños de equipos también ventiló la posibilidad de que los Chargers y los Raiders se unan en un estadio en Carson (California).

Inicialmente un comité de seis propietarios de equipos de la NFL propuso que los Chargers y los Raiders se unieran en el proyecto para un estadio de 1,7 millones de dólares/1,57 millones de euros en Carson, pero la propuesta no fue respaldada.

Otra propuesta que no pasó fue la del dueño de los Rams, Stan Kroenke, quien sugirió construir un estadio de 1,86 millones de dólares/ 1,71 millones de euros en Inglewood para su equipo.

En vez de que los propietarios aprobarán la propuesta de Kroenke, decidieron que podría darse lugar la posible unión en un mismo campo para los Rams y los Chargers.

Aunque ya se aprobó el cambio de los Rams a Los Ángeles, no se ha determinado la manera en que se llevará a cabo, o si se hará en unión con algún otro equipo de los antes mencionados.

 

EFE