Los Acereros de Pittsburgh han aumentado el sueldo de 2016 para su receptor estrella, Antonio Brown. Brown recibirá este año cuatro millones de dólares más (10 totales) y además tiene la promesa de que la próxima temporada recibirá un nuevo contrato que podría convertirlo en uno de los jugadores mejor pagados de la liga.

Pittsburgh no renueva el contrato del jugador este año pues en sus políticas nunca extienden los acuerdos antes de que finalicen a menos de que el involucrado juegue la posición de quarterback (caso Ben Roethlisberger); no obstante, el movimiento da tranquilidad a Brown en el tema económico y deja las bases establecidas para asegurar el futuro del jugador en la franquicia a partir de 2017.