Un tanto del centrocampista galés Joe Allen en el minuto 90 evitó este miércoles la victoria del Arsenal en Anfield (3-3), en un encuentro en el que brillaron especialmente Roberto Firmino y Olivier Giroud, autores de dos goles cada uno.

El Liverpool de Jürgen Klopp se crece ante los ‘grandes’, y hoy no fue menos ante el líder de la Premier, unos ‘Gunners’ que sabían de la importancia de llevarse la victoria de orillas del río Mersey.

En unos primeros diez minutos magníficos, el brasileño Firmino, con su segundo tanto de la temporada, adelantó a los suyos tras recoger un rechazo dentro del área después de un tiro de Emre Can que despejó Petr Cech.

No se hizo esperar la respuesta de los londinenses, ya que apenas cuatro minutos después el costarricense Joel Campbell recibió el esférico en la frontal y se la puso a Aaron Ramsey para que éste de primeras batiera a Simon Mignolet y subiera el 1-1 al luminoso del coliseo ‘Red’.

Los de Klopp, sin embargo, no se vinieron abajo y en el 19 golpearon de nuevo, gracias nuevamente a un excelso Firmino. El internacional brasileño, en su mejor partido desde su llegada a Inglaterra, marcó el segundo de los suyos con un golazo imperial desde 35 metros.

El ’11’ recibió más allá de la frontal un pase de James Milner y soltó un latigazo que se coló por la escuadra izquierda de Cech.

No se había cumplido los 25 minutos de partido y llegó el cuarto tanto de la noche, obra de francés Olivier Giroud.

El galo, el más listo de la clase, metió el pie tras un saque de esquina de Ramsey para despistar a Mignolet y mandar el balón al fondo de las mallas, subiendo el 2-2 con su tanto número once esta temporada en la Premier.

Apenas tres minutos después del gol del empate, tuvo Giroud en sus botas el tercero de los suyos, pero incomprensiblemente no acertó a empujar un ‘pase de la muerte’ de Theo Walcott desde la derecha.

A la vuelta de vestuarios se lanzó el Arsenal a por la victoria, y en el 55 Giroud se rehizo de su error en la primera mitad tras revolverse en el área, quitarse de encima a Kolo Touré y batir con un disparo certero con la zurda a Mignolet.

Arsene Wenger comenzó a replegarse y dio entrada a Kieran Gibbs, Alex Oxlade-Chamberlain y Mikel Arteta por Walcott, Campbell y Özil, respectivamente, a la vez que Klopp apostó por Christian Benteke en lugar de Milner y Joe Allen por Emre Can.

Así, en el 90, un pase de cabeza de Benteke le cayó a Allen, que empaló de primeras para batir al Cech y subir el definitivo 3-3 ante la locura de Anfield.

Este empate mantiene al Arsenal en lo más alto de la clasificación -igualado a puntos con el Leicester (43)-, mientras que el Liverpool es noveno, con 31 puntos, a cinco de los puestos de Liga de Campeones.

EFE