El Bayern abrió este viernes la segunda vuelta de la Bundesliga alemana con una victoria a domicilio ante el Hamburgo (1-2) gracias a dos goles del polaco Robert Lewandowski, el primero de ellos de penalti.

Tras la pausa de invierno, el Bayern contó con el regreso de varios jugadores que habían estado lesionados como Arjen Robben, Douglas Costa y David Alaba, pero ahora tendrá que prescindir un tiempo a determinar del central Jerome Boateng, por una lesión de abductores.

En la alineación inicial del Bayern la única sorpresa fue que Pep Guardiola decidió dejar en el banquillo a Robben, y en su lugar puso a Kingsley Coman, que ocupó la banda izquierda, mientras que la derecha la asumió el brasileño Douglas Costa.

El Hamburgo optó por llevar desde el principio el partido al terreno de lo físico, con lo que le complicó las cosas al Bayern en la primera media hora de juego.

El Bayern tenía una clara superioridad en cuanto a posesión de pelota, pero el primer disparo a puerta fue para el Hamburgo con un remate desde fuera de área en el minuto 13. La primera ocasión también la tuvo el equipo hanseático, en los pies de Dickmeier en un contragolpe.

Se trató, eso sí, de dos acciones aisladas en un partido en el que no pasaba mayor cosas. Hasta ese momento, el Bayern no había disparado a puerta y había poco o nada que indicara una fórmula para llegar a la portería de René Adler.

El cerrojo se rompió en el minuto 37, con un gol de penalti de Robert Lewandowski. El penalti se produjo en un pase largo que le metió Philipp Lahm a Thomas Müller ante el Adler salió precipitadamente cometiendo falta contra el delantero bávaro.

Müller, lanzador habitual de penaltis en el Bayern, le cedió el cobro a Lewandowski siguiendo la máxima de que el jugador que recibe una falta no debe lanzar el golpe franco. Y el polaco no falló.

En la segunda parte el Bayern encontró desde el comienzo más facilidades para llegar a la portería contraria. Ya en el 47 tuvo una buena ocasión en un remate de Coman que Adler desvió a saque de esquina.

Después vinieron remates de Costa, en el 49, y Lewandowski, en el 50, y un cabezazo por encima del larguero de Thiago Alcántara. En seis minutos, el Bayern había tenido más llegadas que en la primera parte pero lo que vino a continuación fue, contra todo pronóstico, el empate parcial del Hamburgo.

El gol llegó en el minuto 53 con una falta lanzada desde más de 30 metros por Aaoron Hunt. Hunt metió la pelota al área, Pierre-Michel Lassoga y Xabi Alonso tuvieron un duelo por llegar a ella lo que desconcertó a Manuel Neuer que no alcanzó a reaccionar cuando el balón toco el piso y se fue al fondo de su portería.

El Hamburgo se envalentonó tras el gol e incluso trató de marcar la salida del Bayern pero la ilusión duró apenas tres minutos. Un disparo de Thomas Müller desde fuera del área pegó en una pierna de Lewandowski con lo que el balón cambio de trayectoria y Adler no tuvo ocasión de reaccionar.

Después el Bayern tuvo ocasiones para más, la más clara un lanzamiento de falta de David Alaba que se estrelló contra el poste. EFE