Tom Brady podrá jugar en el arranque de la NFL el próximo jueves en el duelo de la Semana 1 entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Acereros de Pittsburgh. El juez, Richard Berman, anuló la suspensión de cuatro partidos por parte de la NFL por lo que Brady ha ganado en su apelación.

El conflicto entre Brady y la NFL se desató tras el escándalo de balones desinflados en el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana entre los Patriotas y los Potros de Indianápolis.