Una molestia en el hombro del ala-pívot mexicano Gustavo Ayón empañó el triunfo de Real Madrid (13-4) 85-80 sobre Unicaja (8-9), el cual ocurrió en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, por la jornada 17 de la Liga Endesa.El nayarita empezó el encuentro como parte de la quinteta titular, sin embargo estuvo poco tiempo sobre la duela pues el técnico “merengue”, Pablo Laso, no quiso arriesgarlo a una lesión más delicada.

Así pues, el “Titán” apenas acumuló 17:44 minutos de juego, cuatro rebotes, tres asistencias, tres robos, una tapa y tan sólo dos puntos, por lo cual se quedó a una canasta de lograr su meta de mil unidades en el torneo de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB).

Para seguir en la línea de sus últimas actuaciones, los madridistas mantuvieron el drama hasta el final y así como les ocurrió a media semana contra Barcelona Lassa, pecaron de exceso de confianza y por poco resucitan a los malagueños.

Unicaja peleó hasta el segundo final porque requería de una victoria para clasificar a la Copa del Rey, certamen en el que Real Madrid se instaló con antelación; cuando restaban 44 segundos en el cronómetro, se acercó a escaso margen de 80-82, pero su esperanza murió gracias a un providencial robo del estadunidense KC Rivers, el cual derivó en el enceste definitivo, cortesía de Sergio Llull.

De este modo, Ayón y sus compañeros concluyeron la primera vuelta de la competencia liguera, de la cual son campeones defensores, en el cuarto puesto de la clasificación que encabeza Valencia Basket con paso impoluto de 17-0.

Será este lunes 25 que el Madrid conozca a su rival en el certamen de “su Majestad” y para el jueves 28 disputará su próximo partido, pero ahora en actividad de la Euroliga, nuevamente será local y estará obligado a derrotar al difícil Olympiacos, todo esto a la espera de la pronta recuperación del estelar mexicano.

Anotación por cuartos:

Real Madrid 27 16 24 18 — 85

Unicaja 26 20 19 15 — 80

NTX