El Leicester inglés se estrenó este miércoles en Liga de Campeones con victoria ante el Brujas (0-3) gracias a un gol de Marc Albrighton y a un doblete de Riyad Mahrez que inclinaron a domicilio al conjunto belga, 55 años después del último triunfo continental del humilde club británico.

El campeón inglés se colocó así como líder provisional del Grupo G, seguido por el Oporto y el Copenhague, que empataron a uno en Portugal, mientras que el Brujas es colista.

Apenas había comenzado el partido cuando el español Luis Hernandez, ex jugador del Real Sporting de Gijón, botó un córner al centro del área que desconcertó al portero del Brujas Ludovic Butelle. El guardameta no se entendió con su compañero Vanaken y ambos permitieron que Marc Albrighton inscribiera el primer gol de la historia del Leicester en Liga de Campeones.

Todavía no se habían recuperado del mazazo los belgas cuando el capitán del Brujas, Timmy Simons (el jugador más veterano de la competición, al borde de los 40 años) vio una amarilla al cortar una incursión de Jamie Vardy.

El argelino Riyad Mahrez del conjunto inglés pidió el lanzamiento, ligeramente ladeado sobre la derecha en la frontal del área, y fabricó un magistral disparo que superó la barrera y aterrizó en la red de Butelle cuando el reloj solo marcaba el minuto 28.

Los de Claudio Ranieri, con más aplomo y precisión que los futbolistas del Brujas, tuvieron ocasión de aumentar su ventaja frente a los de Michel Preud’homme por mediación de Danny Drinkwater y Mahrez antes de enfilar el túnel de vestuarios, con un balance de 5 tiros a puerta de los ingleses y ninguno de los belgas.

La segunda mitad, sin cambios en ninguno de los dos equipos, arrancó con un feo gesto del jugador del Leicester Islam Slimani, que empujó a al defensa Björn Engels cuando protegía la entrega de un balón a su portero, de forma que el futbolista del Brujas cayó mal, se lesionó en el brazo y tuvo que ser sustituido por Benoit Poulain.

En esa misma área, pero con los roles cambiados, fue el portero del Brujas Butelle quien instantes después cortó en seco y sin tocar balón un contraataque de Vardy que el árbitro sancionó con amarilla y penalti. Mahrez convirtió la pena máxima en el minuto 62 para subir el 0-3 al marcador.

Fue entonces cuando llegó la ocasión más clara para los belgas, con sello del colombiano José Izquierdo, quien recogió un pase de Laurence De Bock y estrelló el balón contra el poste derecho de la portería de Schmeichel.

El Leicester también tuvo oportunidad de hacer el cuarto en el minuto 83 con un cabezazo que Stefano Denswil estrelló en la madera.

Los británicos, que venían de perder en liga 4-1 contra el Liverpool el pasado fin de semana, amargaron el regreso a la máxima competición del Brujas tras diez años de ausencia y permitieron seguir soñando a sus aficionados con la paradoja que enunció Renieri en la víspera.

“Ganar la Liga de Campeones es imposible. Pero el Leicester ya ha demostrado que lo imposible era posible”, avisó el técnico que hizo campeón de la “premier” al humilde Leicester.

– Ficha técnica:

0 – Brujas: Butelle; Van Rhijn, Engels (Poulain, m. 52), Denswil, De Bock; Simons (C), Vormer, Pina, Vanaken, Diaby (Vossen, m.63), Izquierdo (Felipe Gedoz, m.78).

3 – Leicester: Schmeichel, Luis Hernández, Wes Morgan (C), Huth, Fuchs, Mahrez (Gray, m.80), Drinkwater, Amartey, Albrighton, Slimani (Ulloa, m.63), Vardy (Musa, m.69).

Goles: 0-1, m.4: Albrighton; 0-1, m.28: Mahrez; 0-3, m.62: Mahrez.

Árbitro: Tasos Sidiropoulos (GRE). Amonestó a los jugadores locales Simons (m.27), Engels (m.35) y Butelle (m.59) y a los visitantes Slimani (m.48) y Ulloa (m.88).

Incidencias: primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Grupo G. Estadio Jan Breyde. Fue la primera vez que se utilizó en Bélgica el “ojo de halcón” de la línea de gol. EFE