El Leicester City, flamante campeón de la Premier League 2015/2016, afronta este sábado uno de los días más importantes en sus 132 años de historia, ya que, al término del partido que le enfrenta al Everton, le será entregado el título que consiguió el pasado el lunes.

El empate entre Chelsea y Tottenham Hotspur en Stamford Bridge hace cuatro días (2-2) hizo que la liga inglesa fuera a parar al sorprendente Leicester, un conjunto que el pasado año se salvó de milagro del descenso.

El equipo del centro de Inglaterra prepara una fiesta de altura en el King Power Stadium, con la actuación del tenor italiano Andrea Bocelli, que interpretará dos arias en los prolegómenos del duelo, y cerveza y pizza gratis para los aficionados.

En lo estrictamente deportivo, los ‘foxes’, todavía con la resaca del pasado lunes, reciben al Everton sin dos de sus baluartes: el centrocampista Danny Drinkwater y el defensa Robert Huth, ambos sancionados.

La novedad más importante es la del delantero Jamie Vardy, que volverá al once inicial después de haber cumplido dos partidos de suspensión tras su expulsión frente al West Ham.

“Ganar la Premier League es especial. Y hacerlo en Leicester lo es todavía más. He disfrutado esta temporada desde el inicio porque sentí algo especial, aunque nunca pudiera haber imaginado esto”, afirmó el técnico local, el italiano Claudio Ranieri.

Por su parte, los ‘toffees’, sin nada que jugarse en los dos compromisos ligueros que restan, buscan finalizar la decepcionante campaña con buen sabor de boca.

“Lo que ha conseguido el Leicester es algo que no se había visto en el fútbol moderno y no creo que se vaya a repetir pronto. Nosotros les felicitaremos e intentaremos conseguir un buen resultado”, dijo el español Roberto Martínez, entrenador del Everton, que tiene las bajas de Ramiro Funes Mori y Gerard Deulofeu y las dudas de Gareth Barry y Seamus Coleman.

El duelo destacado de la trigesimoséptima fecha de la liga será el que enfrente el domingo a Manchester City y Arsenal en el Etihad Stadium.

‘Gunners’, terceros en la tabla, y ‘citizens’, cuartos, buscan una victoria que les garantice un puesto en la próxima edición de la Liga de Campeones.

“Es un partido especial porque es el último en casa para mí después de tras años”, afirmó el chileno Manuel Pellegrini, técnico del City, quien, tras tres temporadas, dejará el banquillo del Etihad Stadium a Pep Guardiola la próxima campaña.

Los locales, después de caer con el Real Madrid en semifinales de la máxima competición continental, tienen las bajas de David Silva, Vincent Kompany, Pablo Zabaleta y Aleksandar Kolarov, mientras que en los visitantes no estarán Alex Oxlade-Chamberlain ni Per Mertesacker.

Otros equipos que apuran sus opciones de Champions son Manchester United y West Ham, que el sábado visitan a Norwich (11:45 GMT) y reciben a Swansea en Upton Park (14:00 GMT), respectivamente.

Los ‘diablos rojos’, quintos en la clasificación, viajan a Carrow Road sin Marouane Fellaini, sancionado, ni los lesionados Luke Shaw y Bastian Schweinsteiger.

“Tenemos que ganar los partidos que nos quedan. Si no, no estaremos entre los cuatro primeros, y esa es la presión que tenemos. Hay que luchar hasta el final”, declaró Louis van Gaal, DT del United.

En los ‘hammers’, que ocupan la sexta posición, a cinco puntos de la Liga de Campeones, la baja más destacada es la del guardameta español Adrián San Miguel, que se perderá lo que resta de temporada por una lesión en el gemelo.

— Jornada 37 de la Premier League:

– Sábado 7 de mayo: Norwich-Manchester United, Aston Villa-Newcastle , Bournemouth-West Brom, Crystal Palace-Stoke, Sunderland-Chelsea, West Ham-Swansea y Leicester-Everton.

– Domingo 8 de mayo: Tottenham Hotspur-Southampton, Liverpool-Watford y Manchester City-Arsenal.

 

EFE