Las Palmas, con un fútbol ordenado y eficaz, logró un buen resultado (1-1) en Mestalla ante un irregular Valencia, que le da la ventaja del gol marcado a domicilio de cara a partido de vuelta, que se disputará la semana que viene en Gran Canaria.

El Valencia mostró buena parte de los defectos que le han caracterizado esta temporada, aunque mejoró en su juego en los minutos finales del choque, mientras que el conjunto visitante hizo su fútbol y logró un resultado positivo de cara a la vuelta.

El Valencia no juega bien y le salen pocas cosas. En los últimos encuentros los rivales imponen habitualmente su fútbol y Las Palmas también ha sabido hacerlo, sobre todo en el primer periodo.

Todo ello a pesar de que empezó el encuentro con muchas imprecisiones. La primera dejó a Alcácer solo ante su portería, pero el meta logró enviar el balón a córner.

Fue la ocasión más clara del primer tiempo para el Valencia,que se mostró muy espeso durante toda esta fase del partido, sin mejorar respecto a anteriores encuentros y sin imponer su fútbol ante el conjunto grancanario.

Las Palmas, que dos meses atrás había causado una magnífica impresión en su empate a uno en Liga en Mestalla, no estuvo a la altura de aquel día, pero se desenvolvió con soltura y aunque llegó poco en ataque, no vivió situaciones comprometidas en su área.

El Valencia, con pequeños matices, repitió el guión de sus últimos choques, con balones perdidos en acciones de ventaja, pocas ocasiones de gol creadas y muchas imprecisiones en el pase.

A todo ello sumó en esta ocasión el infortunio. El 0-1 llegó poco antes del descanso al rematar Zahibo de cabeza en propia puerta una falta lejana.

En los minutos que restaban hasta el descanso no hubo síntomas de mejoría para los locales, que se desenvolvían con poco criterio ante un rival en el que la ausencia de muchos titulares no se dejaba notar.

No hubo variaciones sustanciales en el ritmo del partido al comienzo del segundo tiempo, ya que la mayor posesión de balón por parte del Valencia no se tradujo en claridad de cara a puerta.

Sin embargo, en una contra, el Valencia elaboró una buena jugada y un acertado remate de Paco Alcácer puso el 1-1 en el tanteador (m.61).

Con el marcador igualado, el fútbol también se tornó equilibrado. El Valencia ponía más ganas que juego y Las Palmas no renunciaba a su forma de jugar ante un equipo que mejorado, pero ante el que no perdía de vista la posibilidad de dar el zarpazo definitivo.

En los minutos finales, tras la entrada de Negredo, el Valencia incrementó su dominio territorial, pero no fue capaz de transformarlo en opciones de gol: estuvo muy acelerado ante un rival sobrio, que poco a poco aumentó sus precauciones defensivas.

Los ataques finales del Valencia no dieron resultado y todo queda abierto para el encuentro de vuelta, donde los de Mestalla necesitan ganar para estar en semifinales ante un equipo que no ha sido inferior.

Ficha técnica:

1 – Valencia: Ryan, Barragán, Mustafi, Abdennour, Gayà, Parejo, Zahibo (Negredo, m.79), Danilo, Rodrigo (Cancelo, m.68), Piatti (De Paul, m.63) y Paco Alcácer.

1 – Las Palmas: Raul Lizoaín, Nili, David García, Aythami (Dani Castellano, m.82), David Simón, Vicente Gómez (Roque Mesa, m.21), Culio, Momo (Nauzet Alemán, m.77), Valerón, Wakaso y Araujo.

Goles: 0-1, m.39: Zahibo en propia puerta. 1-1, m.61: Alcácer.

Árbitro: Del Cerro Grande (colegio madrileño). Amonestó por el Valencia a Danilo, Zahibo y Gayà y por Las Palmas a Araujo, Wakaso, Culio y Nauzet Alemán.

Incidencias: partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el campo de Mestalla ante 10.000 espectadores. EFE