La Unión Deportiva Las Palmas derrotó con un gol en cada tiempo a la Real Sociedad, rival al que iguala a nueve puntos en la clasificación, y metió en problemas a su entrenador, el escocés David Moyes, extécnico del Manchester United.

Jonathan Viera, en el primer periodo en una preciosa jugada, y el argentino Sergio Araujo en el segundo, acabando con su sequía goleadora, firmaron el primer triunfo de Quique Setién en el banquillo grancanario y segundo triunfo de los insultares en la temporada ante un conjunto guipuzcoano que solo reaccionó al final y no pudo superar la defensa isleña.

La primera parte estuvo nivelada, con dos equipos que se presionaron mutuamente para dificultar la salida de balón, y que crearon peligro por el flanco derecho de sus ataques, pero sin que se produjeran situaciones claras de gol.

Los donostiarras amenazaron con las incursiones del mexicano Carlos Vela, quien en el minuto 4 pudo entrar en solitario en el área pero prefirió un pase complicado al uruguayo Chory Castro que desbarató la zaga amarilla.

Un cabezazo tibio de Imanol Agirretxe, que detuvo sin problemas Varas, fue el primer intento entre palos de los albiazules, en el minuto 20.

Las Palmas también encontró vía libre por el lado derecho de su ataque, con El Zhar y las apariciones de David Simón.

Desde ese flanco llegó el primer gol, con un centro del lateral que tocó de cabeza con toda la intención Vicente Gómez para que Jonathan Viera, llegando desde atrás rematase el balón que dio en el palo izquierdo del argentino Gerónimo Rulli antes de acabar en el fondo de la red. Jugada de billar a tres bandas con la defensa visitante como espectadora de lujo.

Con el marcador en contra, la Real tuvo más problemas para llegar en ataques estáticos y solo Illarramendi lo intentó en el minuto 45 con un remate que salió como el rendimiento de todo su equipo en el primer periodo: muy flojo.

La Real comenzó con otro talante el segundo periodo, ya sin Carlos Vela, con problemas físicos, pero recibió el segundo mazazo pronto, en un rápido contraataque local con centro medido de Tana hacia Araujo y el argentino, tras controlar el balón y superar a Reyes, cruzó por bajo cogiendo a contrapié a Rulli.

Moyes tiró de Sergio Canales para tratar de arreglar el entuerto y por momentos inquietó la meta isleña, como con un disparo de Agirretexe que rechazó Varas, ante una Unión Deportiva que estuvo seria en el aspecto defensivo y contraatacó con peligro. Así, un tiro de Tana, tras gran jugada de Jonathan Viera, lo desvió Rulli, pudo ser el tercero.

El encuentro murió entre los baldíos intentos realistas, como un remate cruzado de Yuri que se marchó fuera, y un zurdazo desde fuera del área de Canales que desvió Varas y se estrelló en el larguero, en el minuto 90.

Las Palmas, muy concentrado y eficaz en la tarea defensiva, supo contener los ataques realistas y mantuvo su portería a cero, la premisa en la nueva idea de juego desde la llegada al banquillo insular del técnico cántabro Quique Setién, quien se estrenó hoy con su primer triunfo como entrenador en la elite.

– Ficha técnica:

2. UD Las Palmas: Javi Varas; David Simón, Aythami, Bigas, Garrido; Roque, Vicente Gómez; El Zhar (Valerón, min. 84), Tana, Jonathan Viera (Momo, min. 67); y Araujo (Willian José, min. 75).

0. Real Sociedad: Rulli; Carlos Martínez, Reyes, Íñigo Martínez, Yuri; Xabi Prieto, Markel Bergara, Illarramendi (Rubén Pardo, min. 70), Chory Castro (Canales, min. 57); Carlos Vela (Bruma, min. 46) y Agirretxe.

Goles: 1-0, min. 28: Jonathan Viera. 2-0, min. 51: Araujo.

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla al jugador local Bigas (min. 9) y a los visitantes Illarramendi (min. 36), Carlos Vela (min. 39), Íñigo Martínez (min. 69) y Yuri (min. 85).

Incidencias: partido de la undécima jornada de la Liga española disputado hoy en el Estadio de Gran Canaria ante 18.461 espectadores. Césped en mal estado. Se guardó un minuto de silencio en memoria del padre del futbolista local Nauzet Alemán, y de Benjamín Ríos, jugador del club isleño en los años 60.

EFE