La primera plantilla del Real Madrid completó este miércoles su segundo entrenamiento bajo la dirección del técnico francés Zinedine Zidane, quien insistió en la posesión de balón y las transiciones ofensivas en una sesión que finalizó con exigentes series de fuerza e intensidad, según informó el club.

Con la vista puesta en el partido de este sábado ante el Deportivo de la Coruña en el estadio Santiago Bernabéu, Zidane programó un entrenamiento con “una gran carga de trabajo”. Del mismo participó el extremo galés Gareth Bale, integrado nuevamente en el grupo, mientras que el defensor español Sergio Ramos “se entrenó en el interior de las instalaciones”, explicó en su web el Real Madrid.

En su segundo entrenamiento al frente de la primera plantilla tras relevar en el cargo a Rafael Benítez, Zinedine Zidane citó a tres jugadores del filial blanco: el delantero Borja Mayoral y los centrocampistas Marcos Llorente y Martin Odegaard.

La sesión en la ciudad deportiva de Valdebebas comenzó con un calentamiento sobre el césped.

“Posteriormente, y con los porteros realizando trabajo específico, los futbolistas completaron diversos ejercicios de posesión de balón y transiciones ofensivas. Por espacio de cerca de hora y media, el equipo firmó una sesión que finalizó con exigentes series de fuerza e intensidad”, informó el club.

 

EFE