La policía federal de Suiza registró hoy los locales de la UEFA con una orden judicial para obtener los contratos entre la entidad que rige el fútbol europeo y la empresa ecuatoriana Teleamazonas, confirmó en un comunicado la propia organización.

El actual presidente de la FIFA y anterior directivo de la UEFA, Gianni Infantino, aparece citado en los llamado “papeles de Panamá”, la revelación de documentos secretos sobre la estructura de empresas creadas en paraísos fiscales.

La entidad añadió que otorgó a las autoridades policiales helvéticas todos los documentos que recabaron y que “colaborará totalmente” con la investigación.

Por su parte, la oficina del fiscal general de Suiza dijo en un comunicado que el registro “había sido motivado por la sospecha de una mala gestión criminal” con respecto a la venta de derechos televisivos.

“La sospecha está basada en el resultado de las investigaciones que han surgido de otros casos, así como el análisis financiero realizado por la fiscalía. Las actuales publicaciones en los medios posteriormente revelaron otros elementos que hicieron posible completar las investigaciones de una manera decisiva”, explica el comunicado.

No obstante, la nota de la fiscalía advierte de que “ninguna persona individual es el objetivo concreto de estos procedimientos”.

Los documentos filtrados de los archivos de la consultora panameña Mossack Fonseca revelan contratos firmados por la UEFA cuando Infantino era director jurídico.

En dichos contratos, Infantino concedió los derechos de transmisión de la Liga de Campeones a la compañía Cross Trending, una subsidiaria de la empresa Full Play, sospechosa de prácticas corruptas y vinculada al escándalo que sacude a la FIFA desde mayo pasado.

Cuando las revelaciones se hicieron públicas el martes, Infantino rechazó cualquier irregularidad y dijo “no aceptar” las insinuaciones de que él había cometido algún acto ilegal.

La UEFA, por su parte, dijo que en su día Infantino no negoció los contratos, y que simplemente los firmó porque era una de las personas con capacidad para hacerlo.

Algunas de las empresas citadas en los contratos están siendo investigadas también por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Estados Unidos y algunos de sus dirigentes están detenidos.

Cuando estas detenciones tuvieron lugar, la UEFA dijo que nunca tuvo negocios con los empresarios detenidos, una afirmación que los documentos revelados desmienten.

Precisamente, uno de los dirigentes de Full Play está en detención domiciliar en Argentina por haber sobornado a cambio de contratos.

En 2006, Full Play revendió los derechos de transmisión por tres temporadas de la Liga de los Campeones a la empresa Teleamazonas por tres veces el precio que los adquirió.

Los “papeles de Panamá” también han revelado que el expresidente de la UEFA, Michel Platini, tiene su nombre relacionado con cuentas en un paraíso fiscal.

 

EFE