La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, dijo hoy que “el riesgo de infección del virus del zika es bajo y manejable, siempre y cuando se tomen las medidas personales adecuadas” en los Juegos Olímpicos que comienzan el 5 de agosto en Brasil.

“Sé que la gente está preocupada por el zika, y es una preocupación muy legítima”, aseveró Chan en una rueda de prensa en Pekín, donde se encuentra de viaje oficial desde el pasado día 25 de julio.

Chan quiso, no obstante, disipar temores por el contagio o expansión del zika durante los Juegos de Río y como prueba de ello afirmó que acudirá a la ciudad brasileña la próxima semana.

“Cada semana, aprendemos algo nuevo de la enfermedad. Hay un cierto nivel de incertidumbre”, admitió Chan, quien dijo que, en consecuencia, “es importante actualizar la información y las recomendaciones de manera puntual”.

La máxima responsable de la OMS aseveró que, actualmente, “está muy claro y hay consenso entre los científicos sobre que el zika está relacionado con dar a luz a bebés con microcefalia u otras condiciones neurológicas”.

“La OMS ha aconsejado a las mujeres embarazadas o que planeen estarlo que no viajen a lugares en los que haya riesgos de transmisión del zika. Para los esposos o compañeros que deban hacerlo, es recomendable que se hagan un test al regresar”, advirtió.

Chan dio también consejos de aplicación más sencilla, como rociarse con repelente de mosquitos, cubrirse con ropa adecuada y “por favor, utilizar condones”, subrayó.

En sus últimos doce meses al frente de la OMS, Chan aseguró haber hablado “no en concreto del zika”, pero sí de enfermedades transmitidas por mosquitos en general, como la fiebre amarilla o la malaria, durante su reunión con el presidente chino, Xi Jinping, el día de su llegada a Pekín, el lunes 25 de julio.

Doctora de formación, aseveró que, durante su conversación con Xi, hablaron “sobre la importancia de controlar” este tipo de enfermedades y alabó el rol de China en la lucha contra la epidemia de ébola en África occidental desde finales de 2013.

La OMS declaró el fin de la emergencia de salud pública de importancia internacional sobre el ébola el pasado marzo, aunque mantiene la vigilancia en los países más afectados.

 

EFE