La NFL determinó que el ex quarterback, Peyton Manning, no usó hormona de crecimiento humano o cualquier otra sustancia prohibida por la liga. La liga confirmó que no encontró evidencia creíble del reporte de Al Jazeera América que apuntaba a que la esposa de Manning habría recibido entregas de hormona de crecimiento humano en 2011.

Dentro del proceso de investigación, la NFL entrevistó a Manning y a su esposa Ashley además de hacer una minuciosa evaluación a diferentes reportes médicos del jugador. En 2011, Manning se encontraba recuperándose de varias operaciones en el cuello y es justo en ese momento cuando se le vinculó con recibir suministro de HGH.

Manning terminó su brillante carrera la temporada anterior ganando el Super Bowl L con los Broncos de Denver. El quarterback ya había ganado un trofeo Vince Lombardi con los Potros de Indianápolis.