La leyenda Michael Phelps ganó hoy su medalla de oro número 22, al imponerse en los 200 combinados individual del torneo de Natación de los Juegos Olímpicos Río 2016, con registro de 1:54.66 minutos.

Mientras que la plata fue para el japonés Kosuke Hagino, con 1:56.61, y el bronce para el chino Shun Wang, con 1:57.05.

Luego de tocar el tablero electrónico, el “Tiburón de Baltimore” dobló el pulgar sobre la palma de su mano derecha y movió sus demás dedos para señalar sus cuatro medallas de oro que lleva en estos juegos del deporte mundial.

Pese a sus 31 años de edad, el estadunidense exhibió una fortaleza de mozuelo para ganar por cuarta ocasión consecutiva esta prueba desde Atenas 2004.

A la salida del juez principal de la prueba, el brasileño Thiago Pereira, se desbocó en la piscina del Estadio Acuático Olímpico, al cubrir los primeros 50 metros en 25.12 segundos.

Después “La Leyenda” de la natación empezó a carburar mejor, pero fue su compañero de equipo Ryan Lochte, quien llegó primero a los 100 metros planos, con 53.44, apenas un segundo menos que Michael.

De ahí en adelante arreció Phelps el ritmo y se adueñó del liderazgo de la prueba para llegar primero al tablero, con una gran diferencia sobre el japonés Hagino, quien se quedó a 1.95 segundos de diferencia.

En la primera fila de la tribuna, la madre del nadador lloró de felicidad, su rostro fue perlado de lágrimas, y su pareja estuvo llena de felicidad con el bebé de ambos en brazos.

Mientras, en la pizarra figuraba el japonés Hiromasa Fujimori en cuarto lugar con 1:57.21 y Ryan Lochte en quinto con 1:57.47, en una noche mágica más de Michael Phelps, de la natación y el deporte.

NTX