En el momento menos indicado, Toluca tuvo su peor versión en lo que va de la Copa Libertadores de América 2016 y en la ida de los octavos de final perdió por goleada de 4-0 contra Sao Paulo.

El estadio Cicero Pompeu de Toledo, también conocido como Morumbi, fue un infierno casi letal para Diablos Rojos, que de hacer una gran fase de grupos, está muy cerca de quedar eliminado. El próximo miércoles en el Nemesio Díez será la revancha y necesitará un milagro, un partido perfecto.

El cuadro paulista se quedó con el triunfo ante sus seguidores gracias a los goles de Michel Bastos (27), del argentino Ricardo Centurión (45 y 65) y de Tiago Mendes (53).

La escuadra mexicana se vio pusilánime desde el comienzo del partido contra un Sao Paulo que salió a comerse al rival desde el silbatazo inicial para comenzar a preocupar la meta visitante y hacer figura al portero Alfredo Talavera.

La presión fue tal junto con la afición, la torcida, del cuadro de casa que provocó que el partido se detuviera por la humadera en el estadio a causa de las bengalas antes de los 20 minutos.

Todavía no pasaba la media hora de juego y Sao Paulo ya estaba 1-0 con el tanto de Bastos que remató dentro del área sin marcación en una mala noche de todo el equipo escarlata, pero sobre todo de la zaga, que en un saque de manos dejó botar el balón.

El conjunto brasileño cimbró dos veces más el poste en una muestra del dominio del cotejo, mientras Diablos Rojos sólo preocupó en un tiro de esquina de Erbin Trejo que casi es gol olímpico, la única llegada en todo el partido para la visita.

Antes del descanso, Centurión hizo un golazo con disparo bien colocado que fue más vistoso con el lance de Talavera en un 2-0 que ya era contundente.

El susto continuó y la reacción no llegó con Toluca que en el segundo lapso ni siquiera fue capaz de aguantar dicha desventaja para encomendarse a la vuelta en el Nemesio Díez, pero prácticamente entregó la serie.

Con mucha displicencia de la defensa choricera, el equipo paulista hizo pared dentro del área enemiga y la jugada la definió Thiago Mendes con disparo suave para el 3-0. Toluca se olvidó que era eliminación directa y una Copa Libertadores de América, a la cual tiró.

El 4-0 en contra fue la mejor prueba del mal partido de los mexiquenses, entre varios defensas y en una tardía salida de Talavera, Centurión remató para firmar el doblete e hizo olvidar a su compatriota y compañero de equipo, Jonathan Calleri, quien es goleador del torneo pero fue ausencia para este compromiso.

El estratega paraguayo José Cardozo se vio desesperado y eso se contagió a su equipo que comenzó a cometer faltas al rival a causa de sus pocos argumentos futbolísticos. Se fue expulsado Ernesto Vega para empeorar la situación de Toluca, que se quedó con 10 elementos por una dura patada a Rodrigo Caio y al final los cuatro goles fueron baratos para los mexicanos que fueron inferiores.

El árbitro del encuentro fue el uruguayo Jonathan Fuentes, quien tuvo una labor aceptable y amonestó a los visitantes Aarón Galindo e Erbin Trejo, más la expulsión de Ernesto Vega, al minuto 88. Bruno Vieira fue el único pintado de amarillo por los de casa.

Alineaciones:

Sao Paulo.- Renan Ribeiro, Maicon Roque, Rodrigo Caio, Eugenio Mena, Bruno Vieira, Thiago Mendes, Hudson Rodrigues, Paulo Henrique Ganso (Lucas Fernandes 82), Kelvin de Oliveira (Alan Kardec, 71), Michel Bastos y Ricardo Centurión (Wesley Lopes, 78). DT Edgardo Bauza (ARG).

Toluca.- Alfredo Talavera, Óscar Rojas (Christian Pérez, 33), Paulo Da Silva, Aarón Galindo, Jordan Silva, Moisés Velasco (Christian Cueva, 46), Antonio Ríos, Nicolás Saucedo (Edy Brambila, 71), Carlos Esquivel, Erbin Trejo y Ernesto Vega. DT José Cardozo (PAR).

NOTIMEX