La bandera brasileña ondeará a media asta en el Estadio Olímpico de Río en memoria de Joao Havelange, expresidente de la FIFA y exmiembro del COI fallecido este martes a los 100 años.

Será este el único recuerdo a Havelange en el estadio que lleva su nombre, pero que durante los Juegos se denomina oficialmente ‘Estadio Olímpico’.

El portavoz del COI, Mark Adams, preguntado por la reacción de este organismo ante la muerte de un exmiembro implicado en casos de corrupción, señaló: “Un hombre de 100 años ha fallecido hoy. No es el momento adecuado para hablar de estas cosas. La pregunta es inapropiada”.

Respecto al homenaje en el Estadio, explicó: “Para los Juegos, es el Estadio Olímpico. Así se llama. El comité organizador nos ha pedido poner la bandera a media asta y así se hará. Nos parece perfectamente adecuado”.

Adams indicó que desconocía si el presidente del COI, Thomas Bach, acudirá a los funerales de Havelange.

Bach sí estará, confirmó el portavoz, en una ceremonia en la Villa Olímpica en homenaje al técnico alemán de piragüismo en aguas bravas Stefan Henze, también plata olímpica en Atenas 2004, que murió este lunes en Río tras sufrir un accidente de taxi.

La bandera alemana también estará a media asta, indicó Adams.

Mario Andrada, responsable de comunicación del comité organizador, señaló que no hay más “planes especiales” de homenaje a Havelange, de quien recordó su discurso ante la asamblea del COI en el año 2009, cuando se concedieron los Juegos a Río de Janeiro.

“El discurso de Copenhague fue recibido por la familia olímpica como un mensaje muy importante para la candidatura”, indicó.

 

EFE