Keylor Navas, portero costarricense del Real Madrid, plasmó los valores del club para prometer dar todo en el Clásico del Camp Nou ante el Barcelona, al asegurar que no pueden bajar los brazos y deben seguir “con el espíritu de lucha” que históricamente caracterizó al conjunto madridista.

“Somos conscientes de que la Liga es difícil pero si uno quiere permanecer en este club, debe tener en cuenta sus valores en todo momento. En el Real Madrid no se pueden bajar los brazos, hay que seguir con el espíritu de lucha que caracteriza a club, hay que darlo todo para ganar este partido”, dijo mostrando la mentalidad del vestuario para el Clásico.

En lo personal asegura Keylor que lo encara “con mucha tranquilidad” y que es “un partido muy bonito que a cualquier futbolista del mundo le gustaría jugar”. Por eso, admite sentirse un “privilegiado” y ve al Real Madrid “con ganas de dar todo por el equipo para poder ganar”.

En una semana en la que el club ha recuperado las ruedas de prensa de los jugadores, tras admitir el miércoles el galés Gareth Bale que ahora están más unidos con Zinedine Zidane que en los meses de Rafa Benítez, Keylor coincidió con su compañero.

“No pienso que no hubiese unidad, pero como Gareth pienso que ahora el equipo está más unido. Se da con los resultados. Cuando no van de la mano hay problemas y cosas, pero es lo normal de un vestuario. Ahora somos conscientes de que tenemos la oportunidad de ganar la Champions y la Liga para poder seguir mejorando para llegar bien. El sueño y las ganas están ahí, la oportunidad de ser más fuerte”, reconoció.

Keylor no mira su futuro y se centra en el presente. Confía en seguir jugando en el Real Madrid, satisfecho del rendimiento de esta temporada. “Estoy en un buen momento, contento, disfrutando de poder ser titular. Es lo que nos gusta a todos los futbolistas. Me siento preparado y con mucha confianza para el Clásico”.

“De principio lo único que soñaba y pedía era la oportunidad de poder jugar en el Real Madrid. Se decían muchas cosas pero uno como futbolista nunca tiene que dejar de creer en uno mismo. Las cosas me han salido bien, tengo hambre y ganas de mejorar. Siempre se puede hacer mejor. Desde que llegué mi consigna era estar muchos años y trabajo para eso, para disfrutar de un gran club”, añadió.

Mostró además respeto por la MSN del Barcelona que forman Messi, Luis Suárez y Neymar, pero advirtió que el peligro de su rival es todo el equipo.

“Los tres son excelentes futbolistas, lo que siempre he hecho en mi carrera es respetar a los que tengo enfrente, no hay uno más peligroso que otro. Hay que respetar a todos dentro de la cancha, hasta los defensas son peligrosos en los córners”, dijo.

Por último, hizo un análisis del Clásico que espera. “Va a ser un partido parejo, los dos equipos vamos a querer ganar. Nosotros no queremos cometer locuras, no vamos a perder nuestra identidad de juego, jugaremos con personalidad. Tenemos que tomar buenas decisiones para saber cuando atacar, defender, tener el control del balón. Esperamos hacer goles”.

 

EFE