El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema fue imputado hoy y puesto bajo control judicial por su supuesta implicación en el chantaje a Mathieu Valbuena con un vídeo sexual, informó hoy la Fiscalía de Versalles.

El jugador del Real Madrid fue imputado por “complicidad en intento de chantaje y participación en una asociación de malhechores para preparar un delito que puede ser castigado con al menos cinco años de cárcel”, aseguró la Fiscalía en un comunicado.

Benzema abandonó libre el Palacio de Justicia de Versalles, al que llegó sobre las 09.00 de la mañana locales procedente de las dependencias de la Policía Judicial tras haber pasado 24 horas en arresto para declarar sobre el caso.

El jugador del Real Madrid abandonó los juzgados en un Mercedes negro en torno a las 13.15 hora local.

El juez instructor ordenó, además, que el jugador no entre en contacto con Valbuena “ni con el resto de los imputados”, pero no le impuso otras medidas cautelares, por lo que el jugador puede abandonar el país y jugar con el Real Madrid.

Benzema se convierte en el cuarto imputado en el caso, después de que tres personas lo fueran el pasado 17 de octubre, considerados como los presuntos chantajistas, que se encuentran en prisión preventiva.

El quinto puede ser un allegado del madridista, que supuestamente sirvió de enlace entre los presuntos chantajistas y Benzema, el cual, a su vez, habló del caso con Valbuena.

El abogado del delantero, Sylvain Cormier, negó que su cliente reconociera su implicación en el caso y afirmó que con el tiempo se demostrará su inocencia.

Benzema “proclama su inocencia, es amigo de Valbuena y ha sido víctima del mismo caso. No ha formado parte de ningún intento de chantaje (…). Demostrará su buena fe y espero que lo haga lo antes posible”, afirmó el letrado.

Cormier indicó que el juez instructor notificó a Benzema que era “sospechoso” y afirmó que “eso no quiere decir que sea culpable”.

“Le ha dicho que hay elementos que pueden ser interpretados y que quiere aclararlo”, indicó el abogado.

La clave de la imputación parece estar en la conversación que Benzema mantuvo con Valbuena el pasado 5 de octubre en la concentración de la selección francesa en Clairefontaine, en la región de París.

En la misma, según diversos medios, el madridista aseguró que un allegado suyo le había contactado para prevenirle de la existencia del vídeo sexual.

Los investigadores tratan de determinar si Benzema actuó exclusivamente para prevenir a Valbuena o si su actuación sirvió para elevar la presión sobre el lionés.

Sobre la relación entre ambos, Valbuena cambió hoy la foto de su perfil en la red social Facebook, donde puso una en la que Benzema le abraza durante un entrenamiento con la selección francesa.

 

EFE