El abridor dominicano Johnny Cueto lanzó magistralmente y en trabajo de ocho episodios llevó a los Reales de Kansas City al Campeonato de la Americana, donde defenderán el título de campeones, al ganar 7-2 a los Astros de Houston en el decisivo quinto partido de la Serie de División.

Los Reales dejaron la serie con números de 3-2 y pusieron en su maleta el boleto para hacer su defensa del título del Joven Circuito ante los Azulejos de Toronto.

La novena canadiense derrotó 6-3 a los Vigilantes de Texas, en el decisivo quinto partido, que también disputó como local en el Rogers Centre.

Los Reales recibirán la visita de los Azulejos en el primero partido de la serie, el viernes en la noche.

Ambos equipos son viejos conocidos, luego de que se enfrentaron en la serie por el título de la Americana en 1985, cuando los Reales la ganaron en siete juegos.

La novena de Kansas City viajó a la Serie Mundial en donde vencieron a los Cardenales de San Luis.

Con su victoria, los Reales sumaron su décimo triunfo en sus últimos 13 partidos de postemporada celebrados en su campo.

Cueto (1-0) hizo un trabajo de alta calidad desde el montículo al trabajar ocho episodios, permitió dos imparables, un jonrón, dos carreras y puso fuera a ocho enemigos por la vía del ponche.

Los dos imparables que el dominicano aceptó fueron a través de los toletes del bateador designado Evan Gattis, que le conectó sencillo, y del antesalista venezolano Luis Valbuena, que pegó batazo de cuatro esquinas en el segundo episodio con un corredor en circulación.

Después de ese descontrol en su serpentina, Cueto retiró a los últimos 19 toleteros que enfrentó, no regaló pasaporte y respondió de la manera que los Reales esperaban de él cuando lo adquirieron de los Rojos de Cincinnati por varios prospectos zurdos antes de la fecha límite de transferencias el 31 de julio.

Cueto disparó desde lo alto de la lomita lo mejor de su artillería, haciendo combinaciones de envíos entre bolas rápidas y cambios de velocidad, que dejaron completamente descontrolada la batería tejana.

El dominicano de 29 años de edad, que se encargó de sacar 24 outs y que tuvo la asistencia de Wade Davis como único relevo, cuando abandonó la lomita dejó en 3.86 su promedio de efectividad.

Cueto, un lanzador con marca de 11-13 en temporada regular, recuperó la forma después de haber sido superado por los Astros en el segundo partido de la serie, cuando aceptó cuatro carreras en seis episodios.

Pero esta vez Cueto controló los bates de los Astros y sabiendo que tenía dominada la situación, mantuvo la calidad de sus lanzamientos como un verdadero estrella en la llamada cacería de octubre.

El ataque de los Reales lo representó el bateador designado cubano Kendrys Morales (3), que conectó batazo de cuatro esquinas con dos corredores por delante.

Morales suma seis carreras remolcadas para los Reales en lo que va de postemporada y deja en .263 su promedio con el tolete, luego de hacer cuatro viajes al plato de bateo y cazar la pelota una vez para desaparecerla del campo de juego.

El parador en corto venezolano Alcides Escobar conectó una vez en tres presentaciones con el lanzador y anotó carrera.

Su compatriota el receptor Salvador Pérez tuvo dos duelos con la serpentina de los Astros, pegó una vez y anotó una carrera.

Por la novena tejana, la derrota la cargó el abridor Colin McHugh (1-1) en cuarto episodios, permitiendo cinco imparables y tres anotaciones.

El cerrador estelar Dallas Keuchel quiso detener el ataque de los Reales, pero también fue apaleado con dos imparables, un jonrón y tres carreras en una entrada.

Los Astros contaron con el poder del bate de Valbuena (1), que mandó la pelota a la calle con un compañero por delante.

Valbuena encontró una vez la pelota en los tres viajes que hizo al plato, desapareció la pelota con un corredor en los senderos y anotó una carrera.

El venezolano queda con dos remolcadas en la fase final y con .176 de promedio de bateo.

 

EFE