Juventus de Turín cedió este miércoles sus primeros puntos en la fase de grupos de la Liga de Campeones tras empatar sin goles en Turín con el Borussia Mönchengradbach, que estrenó su casillero tras haber perdidos en las dos primeras jornadas.

El técnico del Juventus, Massimiliano Allegri, optó por un esquema ofensivo consciente de que una victoria ante el cuadro alemán supondría dejar a tiro de piedra la clasificación para los octavos de final.

Este es uno de los objetivos del conjunto turinés en esta temporada ya que ha demostrado una mejor evolución en la competición europea que en la Serie A nacional, en la que ha comenzado a obtener mejores resultados desde hace un par de jornadas.

En el primer tiempo el Juventus, líder en el Grupo D, chocó una y otra vez contra el muro germano y se llegó al ecuador del encuentro sin goles y con una posesión de balón del 52 por ciento para los de Allegri.

Sin embargo, en este período, el Juventus se mostró mucho más decisivo, al asediar al arquero rival, Yann Sommer, con once tiros a puerta, mientras que el Mönchengradbach sólo llegó a las inmediaciones de Gianluigi Buffon en cuatro ocasiones.

El primer intento del Juventus por tomar la ventaja estuvo protagonizado por Paul Pogba, que disparó a la mitad del primer tiempo desde veinticinco metros, aunque el balón salió rozando el palo.

Uno de los momentos más delicados de la noche fue la falta que el español del Borussia Álvaro Domínguez cometió sobre su compatriota Álvaro Morata, lo que le valió la tarjeta amarilla.

El segundo tiempo arrancó sin cambios en la formación de los equipos, pero pudo verse a un Juventus que reaccionaba por momentos, con un juego más ágil y armónico, pero con decadencia en la intensidad de sus acciones.

En el minuto 61 Allegri optó por incrementar la presión en la vanguardia de su esquema y adelantó la posición de Pereyra, que relevó en el campo al colombiano Juan Cuadrado, y que jugó delante junto a Mandzukic y Morata.

Sin embargo de nada sirvió porque, a pesar de la lluvia de disparos que llegaron a las puertas del Gladbach, ninguno logró tocar la red.

El técnico juventino sacó a Morata en el minuto 80 y concedió al argentino Paolo Dybala los últimos diez minutos del encuentro.

En este tiempo llegó a la puerta rival en una ocasión pero, no obstante, lo hizo sin éxito, debido a un fallo en el control del balón.

Así, el Juventus desaprovechó una oportunidad dorada de proseguir la escapada dentro del grupo que lidera con 7 puntos y que comparte con el Manchester City (6), el Sevilla (3) y el Borussia Monchengadbach (1).

– Ficha técnica:

0 – Juventus: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini, Sandro; Khedira, Marchisio, Pogba; Cuadrado (m.60 Pereyra), Morata (m.81 Dybala) y Mandzukic (m.70 Zaza).

0 – Borussia Mönchengladbach: Sommer; Korb, Christensen, Dominguez, Wendt; Dahoud (m.87 Nordveit), Xhaka, Traorè y Johnson; Raffael (m.74 Hazard) y Stindl.

Árbitro: Thomson Craig (Reino Unido). Amonestó a Álvaro Domínguez, Oscar Wendt, Granit Xhaka y Giorgio Chiellini.

Incidencias: Partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones (Grupo D) disputado en el Juventus Stadium de Turín.

EFE