Para el árbitro mexicano Luis Gerardo Macías es una oportunidad el representar a México en los Juegos Olímpicos de Río 2016, ya que con ello se deja en claro que los jueces del país trabajan y se preparan para estar en las máximas justas deportivas.
“Desde que inicié mi carrera siempre me fijé la meta de ser un buen árbitro y trabajar con el mayor profesionalismo posible”, dijo el especialista en voleibol de sala.
Añadió que llegar a unos Juegos Olímpicos signifique que el trabajo realizado y la preparación en los últimos años ha sido fundamental para ser tomado en cuenta por la Federación Internacional de Voleibol, la cual está atenta de desarrollo del arbitraje del este deporte en el mundo.
Macías Sosa comentó que se emocionó cuando recibió la notificación por parte del presidente de la Federación Internacional de Volibol (FIVB) y además se mostró satisfecho porque su labor fue recompensada con la asistencia en Río 2016.
En 1998 el coahuilense decidió parar su carrera en las canchas al convertirse oficialmente en juez y en 2003 realizó el curso para candidatos a árbitro internacional.
Consciente del gran reto que enfrentará en la justa veraniega, el árbitro seguirá pitando en las canchas mexicanas, además de tener previsto hacerlo en competencias internacionales.
“Inicio trabajando en la liga mexicana de volibol además de alguna otra competencia de nivel nacional, por supuesto que habrá algunos torneos internacionales previos”, afirmó.
NTX