Las judocas mexicanas Edna Carrillo y Vanessa Zambotti consideraron importante ser los primeros en llegar a la sede de los Juegos Olímpicos de Río 2016, porque se vence de inmediato el estrés que pueda ocasionar la ansiedad por competir.“Creo que es mucho mejor ser de las primeras, así evitas tener un poco más de estrés y ansiedad por competir”, comentó Carrillo, quien debutará el 6 de agosto venidero.

Sostuvo que el hecho de ser de las primeras tiene ventajas como tener más tiempo de entrenamiento en la sede y desde luego llevar bien la etapa de aclimatación.

Agregó que la sesión matutina la hace en gimnasio alterno al de competición y por la tarde en una parte de la Villa Olímpica, en donde se hace trabajo físico, “todo está muy bien, el lugar de entrenamiento es grande, están muy buenas las condiciones para entrenar ahí”.

“El área de competencias aun no la hemos visto, pero creo que es una de las mejores”, destacó.

En tanto que la experimentada Vanessa Zambotti, quien en estos Juegos Olímpico dirá adiós a su carrera deportiva, sostuvo que con cuatro días en esta ciudad carioca se ha adaptado rápido y sólo espera el inicio de las competencias.

“Ya tenemos cuatro días aquí, está muy bien, aunque faltan algunas cosas que creo que con el tiempo se van arreglar, pero bien. La gente de Brasil es muy amable”, expuso.

Zambotti, quien competirá el 12 de agosto, precisó que “ya pasaron cuatro años y solo faltan cuatro días. Ahorita a disfrutar del domingo y descansar, porque ya entrenamos en la mañana. Los últimos entrenamientos están enfocados en lo táctico”.

NTX