Río de Janeiro, 9 Ago (Notimex).- El judoca ruso Khasan Khalmurzaev consiguió la medalla de oro de su categoría en los Juegos Olímpicos Río 2016, tras imponerse en la final de 81 kilogramos a su similar estadunidense Travis Stevens, quien se quedó con la plata.

Mientras tanto, las preseas de bronce de dicha competencia quedaron en manos del japonés Takanori Nagase y el emiratí Sergiu Toma, quien regaló a su país la segunda medalla histórica en unos juegos veraniegos.

En una encendida batalla por el máximo galardón olímpico, Khalmurzaev y Stevens se batieron en duelo celebrado en la Arena Carioca 2, con resultado final favorable para el europeo.

Para agenciarse la victoria, y con ella su primera presea dorada, el ruso elaboró de manera correcta un Ippon al proyectar a su oponente completamente de espaldas sobre el tatami, acción que le valió el triunfo de la contienda.

Después de alcanzar el campeonato europeo en el presente año, Khalmurzaev, de 22 años, subió por primera vez a lo más alto del podio en competencias veraniegas, en un momento emotivo en el que fue aplaudido por la afición que se dio cita en las gradas de la arena brasileña.

Mientras tanto, con rostro desencajado tras la derrota, el norteamericano Travis Stevens, de 30 años, recibió la presea de plata como su primer reconocimiento en unos juegos olímpicos.

Por su parte, el judoca Sergiu Toma entró en la historia deportiva de Emiratos Árabes Unidos tras alcanzar la segunda medalla para su país con el bronce obtenido en la misma categoría de 81 kilogramos, tras vencer a su similar italiano Matteo Marconcini.

De la misma forma, el atleta nipón Takanori Nagase se alzó victorioso en su contienda frente al judoca georgiano Avtandili Tchrikishvili, y con ello sumó la novena medalla de bronce en lo que va de competencia para Japón.

NTX/JGH/AGG