Con buenas actuaciones en calidad de local como su principal fortaleza, Bravos de Juárez recibe este sábado a Potros de Hierro del Atlante, en partido que definirá al nuevo monarca del Ascenso MX en el Torneo Apertura 2015.

El cuadro juarense llega a este compromiso con una derrota en el juego de ida 0-1 a favor del once azulgrana, y deberá echar mano de toda su experiencia para tratar de darle la vuelta al encuentro.

Es ahí donde debe sacar provecho de su condición de estar en casa apoyado por su público y en parte del futbol que lo trajo hasta esta instancia para ir con todo por el título del certamen y del medio boleto para ingresar al máximo circuito.

Además, debe tomar en cuenta que a su rival atlantista no las tuvo todas consigo en el certamen en calidad de visitante por lo que si se aplica y ataca desde un principio, puede voltear las cosas a su favor y hacer su partido.

Juárez tiene que ganar por dos goles para coronarse como nuevo monarca del Ascenso MX, pero en caso de que sólo gane por un tanto en el tiempo regular, se deberá definir al nuevo monarca en los tiempos extra y de ser necesario, en los penaltis.

Potros de Hierro, por su parte, cuenta con la experiencia en liguillas y eso puede jugar a su favor por el manejo que haga del encuentro y de la desesperación del adversario, posibilidad que le da la ventaja obtenida en casa.

Gracias a esa diferencia obtenida en el cotejo de ida, el empate le bastará para conseguir lo que sería su tercer título en el circuito de plata del futbol mexicano, pero deberá hacer un partido perfecto para mantener el resultado.

Sobre todo aguantar los embates del rival juarense que, seguramente, saldrá con todo desde el silbatazo inicial en pos, primero, de la igualada y luego de tratar de ir por el triunfo, por lo que esta final, a jugarse a las 17:00 horas en el estadio Olímpico Benito Juárez, promete.

NOTIMEX