La visita del Villarreal al Santiago Bernabéu representa uno de los encuentros más complicados del Real Madrid hasta final de temporada, un duelo clave en su resurrección liguera, ya a un solo punto de Barcelona y Atlético de Madrid, que encara con una nueva ausencia de Bale.

Por enésima vez en la temporada, un percance físico impide tener continuidad a Gareth Bale. De momento el club no desvela la zona de la nueva dolencia muscular del galés, y de las palabras de Zinedine Zidane, que espera sea una sobrecarga, se apunta de nuevo a sus sóleos.

La racha madridista, seis victorias consecutivas, recibe el duro examen del Villarreal. Lanzado en autoestima y con un clima de euforia en el madridismo al que nuevamente intenta poner freno Zidane, el Real Madrid siente la obligación de ganar todas las jornadas restantes si quiere apurar sus opciones de acabar como campeón, y haber logrado la gesta de remontar trece puntos al Barcelona.

Habrá cambios obligados en el equipo titular de Zidane, y ausencias que pueden tocar a su sistema. La baja de Bale podría modificar el dibujo a cuatro centrocampistas, con el colombiano James Rodríguez e Isco Alarcón peleando por un puesto. En defensa no estará Dani Carvajal por un fuerte golpe, ni el portugués Pepe por descanso. Sus puestos serán para el brasileño Danilo, que vuelve tras sanción, y para el capitán Sergio Ramos que tuvo un respiro en Getafe.

Tendrá Zidane oxigenado el centro del campo con la vuelta del brasileño Casemiro y el croata Luka Modric, en un reparto de minutos calculado para que estén frescos en citas decisivas. Los goles los buscarán Cristiano Ronaldo, en gran racha, y Karim Benzema, que se desquita de sus penas en el terreno de juego y tras marcar al Getafe desea seguir mostrando el error cometido a la Federación francesa de excluirle de la próxima Eurocopa.

Mientras, el Villarreal llegará al Santiago Bernabéu con la idea de puntuar y mantenerse en la cuarta plaza, con una ventaja cómoda con respecto a sus perseguidores.

Su derrota el pasado fin de semana en Vallecas, ante el Rayo (2-1), ha dado la oportunidad a sus rivales de recortar puntos en la lucha por la última plaza de Liga de Campeones y el conjunto amarillo sabe que un nuevo tropiezo le complicaría su objetivo.

El equipo de Marcelino sigue manteniendo una ventaja de seis puntos frente al quinto clasificado, el Athletic Club, por lo que su situación no es ni mucho menos límite, pero son conscientes de que deben intentar no seguir reduciendo esta distancia.

Sin embargo saben que el Santiago Bernabéu no es en este momento el mejor lugar para pensar en puntuar o ganar, ya que, además, es el único campo de la Liga en el que nunca han sumado los tres puntos.

A ello se suma que el equipo llega algo mermado de efectivos, ya que sigue con bajas de peso como las de Mateo Musacchio, Tomás Pina, Jaume Costa o Samu Castillejo, que siguen fuera por lesión. Se suma la del delantero Roberto Soldado, por problemas en la espalda, y la duda del central Víctor Ruiz, por molestias en la rodilla.

La buena noticia para Marcelino García Toral es que puede contar con jugadores como Bruno Soriano o Antonio Rukavina, que regresan tras cumplir su sanción. Con todo ello, podrá alinear un once formado por una mezcla de habituales y de jugadores que venían jugando menos. Dentro de la alternancia en la portería por la que apuesta desde hace un mes, sería Sergio Asenjo el elegido para este encuentro en detrimento de Alphonse Areola.

– Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, James; Cristiano Ronaldo, Benzema.

Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Bailly, Bonera o Víctor Ruiz, Rukavina; Bruno Soriano, Manu Trigueros, Denis Suárez, Jonathan Dos Santos; Adrián, Bakambu.

Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés).

Estadio: Santiago Bernabéu.

————————————–

– Puestos: Real Madrid (3º.75); Villarreal (4º, 60).

– La clave: La ausencia de Bale puede provocar cambios en el dibujo táctico de Zidane y pasar a un 4-4-2. James o Isco, pulso por la segunda titularidad consecutiva. Bajas importantes en el Villarreal.

– El dato: desde el 27 de febrero el Real Madrid encadena seis victorias consecutivas en Liga que relanzan sus opciones por el título.

– El Tuit:

. Los jugadores del Real Madrid plasman el trabajo de entrenamientos en cada partido. Sergio Ramos: “¡Seguimos trabajando! ¡Fuerza, carácter y pasión!”. Zidane frena la euforia: “Aún no hemos ganado nada”.

– El entorno: Ambiente de fiesta en el madridismo, relanzado por la remontada europea ante el Wolfsburgo y la buena racha en Liga. El Santiago Bernabéu es el único campo de Primera división en el que nunca ganó el Villarreal.

 

EFE