Villarreal dio vuelta a la página tras su negativo debut en Europa League y se desquitó 3-1 con Athletic de Bilbao en duelo de la fecha cuatro de la Liga de España 2015/16, en el cual el mexicano Jonathan dos Santos se quedó en la banca.

De vuelta en El Madrigal, el “submarino amarillo” olvidó la pena de su derrota en Viena y confirmó su gran arranque de campaña en el certamen liguero con anotaciones de Bruno Soriano (43’ de penal), de Mario Gaspar (67’) y del brasileño Léo Baptistao (80’).

El encuentro fue componiendo su curso en favor de los locales, que apenas al minuto 15 se vieron obligados a quemar un cambio por la lesión del congoleño Cédric Bakambu y su lugar fue ocupado justamente por el amazónico Baptistao.

Por la causa de los “leones” vascos descontó el veterano de mil batallas, Aritz Aduriz, pero su diana se presentó hasta el descuento de la parte complementaria (90+2’), por lo cual sólo sirvió para maquillar la pizarra.

Después de los primeros dos tantos, el técnico de los “groguets”, Marcelino García Toral, se decantó por ajustar su esquema, pero en ninguno de sus dos últimos movimientos contempló a “Jona”, quien disputó los 90 minutos en el choque del jueves, en el cual sucumbieron contra Rapid de Viena en actividad continental.

Gracias a esta victoria, Villarreal arribó a 10 puntos y al momento aparece como escolta del Real Madrid en la zona alta de la clasificación general, en tanto los pupilos de Ernesto Valverde siguen “arrastrando la cobija” y apenas llevan tres unidades, por lo cual se sitúan en el doceavo puesto.

NTX