El rascacielos Empire State se iluminará esta tarde de verde y blanco en honor a que Jets (7-5) se adjudicó el duelo neoyorquino contra Gigantes (5-7) por 23-20 definido en tiempo extra sobre el campo del MetLife Stadium.

Con gol de campo de 31 yardas, el pateador Randy Bullock brindó la victoria para los sublíderes de la División Este en la Conferencia Americana (AFC), quienes perdían por 10 en el cuarto capítulo y obligaron al alargue con sólo 27 segundos en el reloj de este partido por la semana 13 de la temporada 2015 en la NFL.

Gigantes, que en esta ocasión fungió como local en el escenario que comparte con Jets, se perfilaba para evitar su tercer revés al hilo pues traía loca a la defensiva rival entre las recepciones de fantasía por parte de Odell Beckham Jr. y un regreso de patada de 80 yardas, cortesía de Dwayne Harris, quien sembró a sus oponentes con gran facilidad.

Al cuarto rollo, los “Giants” arribaron con control de 20-10 y estaban en pleno desarrollo de una ofensiva larguísima, la cual inició a falta de cinco minutos en el tercero, en su propia yarda 29.

Comandados por el dos veces campeón del Súper Tazón, Eli Manning, los hombres de azul consumieron cuantos minutos quisieron y comenzaron a titubear cuando se les presentó una tercera y 18 por avanzar.

La jugada les trajo 16 yardas y los dejó en la cuatro del campo contrario, pero aún seguía siendo cuarta oportunidad, así que se tomaron un tiempo para analizar su siguiente acción: jugársela o ir por gol de campo que ampliara su ventaja a 13 unidades.

Confiado, Manning se fue por la primera opción, pero no contaba con que el profundo Rontez Miles le adivinaría los planes para interceptarlo e inyectar de vida a sus compañeros.

Con 8:50 por disputarse, Jets se las ingenió para emparejar los cartones 20-20, primero con gol de campo de Bullock (24 yd) y luego siguiendo la estela del siempre combativo pasador Ryan Fitzpatrick, cuyo brazo soltó espiral de nueve yardas para el receptor Brandon Marshall.

Para la prórroga, Jets se adueñó de volado y después de una gran serie, se tuvieron que conformar con una nueva intervención de su pateador (31 yd) y debieron ceder el ovoide a sus vecinos.

Así pues, el menor de la dinastía Manning volvió a pisar la grama, con excelente posición desde su propia 42, pero sólo logró cruzar hasta la 30 de sus adversarios y desde ahí tuvo que llamar a Josh Brown, quien le falló al mandar por un lado su intento de patada de 48 yardas y sentenciar la caída de los hoy anfitriones.

Anotación por cuartos:

Total

Jets NY 03 07 00 10 – 03 — 23

Gigantes NY 00 20 00 00 – 00 — 20

Buffalo, NY.- Bills de Buffalo (6-6) se encomendó a su pasador, Tyrod Taylor, para vencer en el Ralph Wilson Stadium a Texanos de Houston (6-6) al son de 30-21, con una decena de puntos conseguidos en poco menos de dos minutos.

Taylor desempolvó el traje de superhéroe y en el primer cuarto logró envío anotador de tres yardas con el receptor Sammy Watkins, quien también tuvo una actuación ejemplar con 109 yardas en sólo tres intervenciones.

En el segundo capítulo, él la hizo personal con escape de ocho yardas hasta las diagonales y 30 segundos antes del medio tiempo, logró engarce cortito de dos yardas para el receptor Robert Woods.

Pero pese a la buena actuación de Taylor, los de casa caían 20-21 con sólo 1:53 por jugarse, así que el quarterback soltó un “bombazo” de 40 yardas para su ala cerrada Charles Clay y hasta se dieron el lujo de fallar el punto extra, pues ya tenían el tanteador de su lado 26-20.

Después, la defensiva se fajó para frenar a los texanos y todavía le alcanzó el tiempo para poner tres puntos más a su causa con gol de campo del pateador Dan Carpenter (36 yd), quien redimió su culpa por errar el extra antes.

Anotación por cuartos:

Total

Houston 06 07 00 08 — 21

Buffalo 07 14 00 09 — 30

Miami, Fl.- Delfines de Miami (5-7) “únicamente” jugó durante el segundo cuarto para superar por apretado 15-13 a Cuervos de Baltimore (4-8) en duelo desarrollado sobre el Sun Life Stadium.

Los de Florida anotaron sus 15 unidades en dicho lapso y después fueron incapaces de hacer más daño, pero eso sí, su defensiva se comportó a la altura para evitar que los “emplumados” levantaran el vuelo.

Para inaugurar la pizarra se dio una alianza perfecta de 38 yardas entre el mariscal de campo, Ryan Tannehill, y el receptor DeVante Parker, esto a 1:47 de que los jugadores se retiraran al descanso.

Pero tan sólo 20 segundos después de ese primer festejo, el ala defensivo Derrick Shelby interceptó al pasador de Cuervos, Matt Schaub, para luego correr 22 yardas hasta las diagonales y para hacer más grande el daño, se decantaron por la conversión, la cual ejecutó de gran forma el corredor Jay Ajayi.

Después Baltimore trató de reaccionar, pero en el resto de la segunda mitad apenas pudo sumar 10 puntos más a su causa, la cual quedó con saldo de 13 y, para variar, se quedó con las manos vacías por muy poco margen.

Anotación por cuartos:

Total

Baltimore 00 03 07 03 — 13

Miami 00 15 00 00 — 15

NTX