Con cinco jugadores enlistados como “cuestionables”, Jefes de Kansas City cerró este viernes su preparación rumbo al duelo divisional de este sábado, en contra de Patriotas de Nueva Inglaterra.En cruce de la Conferencia Americana (AFC), los “chiefs” se meterán al Gillette Stadium para enfrentar al actual campeón de la NFL, aunque con la incertidumbre por un puñado de elementos, cuyas lesiones los tienen con 50 por ciento de posibilidades de jugar.

Dichas dudas fueron provocadas por los receptores Jeremy Maclin (tobillo) y Albert Wilson (tendón de la corva), los apoyadores Tamba Hali (rodilla/pulgar) y Justin Houston (rodilla), así como por el corredor Spencer Ware (tobillo).

El caso de Maclin es el más preocupante, pues aún no se recupera del esguince sufrido hace una semana en el juego de comodín frente a Texanos de Houston, en el cual salió al amanecer de la segunda mitad, con gestos que hacían pronosticar un percance más grave.

Aunque en el entrenador en jefe Andy Reid aseguró la víspera que la decisión final sobre el egresado de la Universidad de Missouri se tomará hasta el día del partido, lo cierto es que el ofensivo de séptimo año se perdió los tres entrenamientos de esta semana.

Asimismo, en el reporte de lesionados definitivo publicado por la franquicia, aparecen dos jugadores descartados, ambos por conmoción, uno es el centro Mitch Morse y el otro es el liniero ofensivo Laurent Duvernay-Tardif, cuyo incidente también sucedió ante Houston.

NTX