El plantel de Jaguares de Chiapas está consciente del potencial exhibido tanto en la liga (6-2 ante León) como en Copa (2-1 ante Pumas), aunque muestra mesura al tener que afrontar la semana más dura del calendario.

En un comunicado, el grupo aseguró que la hoja de ruta de los chiapanecos contempla ahora una espartana semana con tres encuentros fuera de casa, Toluca, Pumas y Tijuana.

Para el delantero Luis Loroña, autor de uno de los tantos del triunfo ante la UNAM, “el objetivo sólo podía pasar por ganar. Gracias a Dios salió bien y vamos a intentar ahora llegar lo más lejos posible en este torneo”.

Pese al ajustado calendario que se plantea a la expedición chiapaneca, el internacional sub-22 señaló que la goleada cosechada ante León (6-2) supuso “un golpe anímico importante que se notó incluso en este último partido”.

En paralelo, el defensa Jonathan Levin reconoció que la protección “hubo algunas confusiones”, que se tratarán de corregir esta semana larga de competición.

Valoró el resultado como “una gran victoria, de gran esfuerzo grupal, es un grupo que tiene muchas ganas, por ello iremos a atacar con todo y a luchar por la calificación”, dijo.

A su vez, el guardameta Óscar Jiménez, uno de los más destacados del duelo ante Pumas, enfatizó que “si bien sufrimos un poco en los últimos minutos, porque ellos tienen jugadores de calidad para apretarnos, al final nos vamos tranquilos por llevarnos los tres puntos”.

NTX