Jaguares de Jacksonville (2-5) sacó una victoria increíble del mítico estadio Wembley, donde le pegó 34-31 a Bills de Buffalo (3-4) en un partido colmado de errores perteneciente a la semana siete de acción en la temporada 2015 de NFL.
Por segunda semana consecutiva, Buffalo se vio obligado a jugar con su mariscal de campo suplente, EJ Manuel, quien tuvo un día para el olvido y si alcanzó a registrar un par de aciertos, fue más bien por el exceso de confianza de sus contrincantes, quienes pusieron en riesgo un triunfo construido desde antes del medio tiempo.
El primer movimiento en el marcador de este encuentro, el segundo de tres programados en territorio londinense esta campaña, se dio en el meridiano del cuarto inicial, con gol de campo de 31 yardas por parte de Dan Carpenter, así que los de la División Este de la Conferencia Americana (AFC) se pusieron al frente 3-0.
Pero para el segundo cuarto fue una “noche de brujas” adelantada para el conjunto del entrenador en jefe Rex Ryan, que para variar, se crucificó solito con sus errores, pues además del tema de los castigos (10 para una pérdida de 87 yd), la pesadilla incluyó intercepciones y balones sueltos.
El festival para “Jags” de 27 puntos sin respuesta comenzó con engarce de 10 yardas del pasador Blake Bortles para receptor Allen Robinson y a la serie siguiente, Manuel fue capturado y soltó el ovoide para que el ala defensivo Chris Clemons lo devolviera seis yardas hasta las diagonales.
Apenas siete segundos transcurrieron en el cronómetro, cuando la defensiva “felina” volvió a pisar la zona prometida, cortesía del apoyador Kelvin Smith, quien regresó una intercepción de 26 yardas; hasta ese momento, el pateador Jason Myers iba perfecto en los puntos extras.
Para hacer la herida aún más profunda, el corredor TJ Yeldon escapó 28 yardas hasta cruzar el plano, aunque su esfuerzo sólo trajo seis unidades más para su causa, ya que Myers erró el extra.
Cerca de la pausa de los dos minutos, Buffalo aprovechó la relajación de sus oponentes para sumar algunos puntos, los cuales devolvieron emoción al partido.
Primero el quarterback Manuel “se sacó la espinita” por su gris actuación hasta ese punto y logró alianza de 16 yardas con el receptor Robert Woods; después, a ocho segundos del descanso, acercó a su pateador Dan Carpenter para que éste consumara un gol de campo de 38 yd.
La pizarra se mantuvo intacta durante el tercer episodio y en el cuarto, de sus cenizas resurgió Bills, con rally de 18 puntos: Carpenter aportó tres con patada de 26 yardas, después Manuel soltó “bombazo” de 58 yd para su receptor Marcus Easley y en esa misma, jugada, el corredor LeSean McCoy hizo favor de aportar la conversión de dos puntos.
La defensiva no se podía quedar atrás en esta voltereta de tintes casi épicos, así le adivinó los planes a Bortles y el profundo Corey Graham le robó el balón, mismo que regresó 44 yardas hasta las diagonales; esto devolvió el control de las acciones a Bills 31-27, pero aún con cinco minutos y medio por jugarse.
A dos del final, Bortles se reivindicó con el respetable inglés y lució con “riflazo” de 31 yardas para el receptor Allen Hurns, ahora sí no falló Myers en el extra y así, los “Jags” sacaron apenas su segunda victoria del año.
Manuel, quien jugó en sustitución del lesionado titular Tyrod Taylor, completó 24 de 42 pases posibles para una ganancia de 298 yardas, lanzó dos tiros a la “tierra prometida” y un par de “pecados”, además de que fue sepultado en cuatro oportunidades.
En cuanto a la labor de su homólogo Bortles, éste hizo buenos 13 de los 29 intentados, cosechó 182 yardas, festejó dos touchdowns y por poco arruina la fiesta con esa intercepción que les quitó la ventaja de forma provisional.
Anotación por cuartos:
Buffalo 03 10 00 18 -31
Jacksonville 00 27 00 07 -34
NTX