La selección italiana se impuso este lunes por 2-0 a Finlandia gracias a un gol de penalti de Antonio Candreva y a un cabezazo de Daniele De Rossi, en el último partido amistoso previo al debut del cuadro transalpino en la Eurocopa contra Bélgica.

El técnico Antonio Conte, que había pedido una actuación de gran agresividad en una entrevista previa al partido, apostó por un once ofensivo, con Antonio Candreva y Stephan El Shaarawy en las bandas y la pareja Simone Zaza-Ciro Immobile en la delantera.

Los “azzurri” disputaron un partido de buena intensidad ante una selección finlandesa que se limitó en cerrarse atrás a la espera de espacios al contragolpe. Tras unas buenas ocasiones creadas por Immobile y Zaza, Italia se adelantó gracias a un penalti transformado por el extremo del Lazio Candreva (m.27).

En la reanudación, Conte realizó seis cambios, probando nuevas soluciones tácticas en el centro del campo y en la delantera. El romanista De Rossi, que sustituyó a Thiago Motta, tardó apenas ocho minutos para marcar el tanto del 2-0, al cabecear un perfecto centro de Candreva (m. 71).

En la recta final, Italia volvió a crear peligros, con el delantero del Southampton inglés Graziano Pellé y el joven del Fiorentina Federico Bernardeschi que mostraron buena sintonía.

Por su parte, Alessandro Florenzi sustituyó a su compañero en el Roma El Shaarawy y actuó de interior, rol que podría ocupar como titular en la Eurocopa.

Italia salió con buenas sensaciones tras el duelo de esta noche en Verona (nordeste de Italia) y viajará el miércoles a Montpellier (Francia), donde se concentrará para preparar el debut europeo contra Bélgica del 13 de junio en Lyon. EFE