El centrocampista rojiblanco Israel Castro compartió hoy que aquella final que Pumas ganó, y de la cual fue parte, Guadalajara, incrementó la rivalidad deportiva entre ambos equipos que se volverán a ver las caras este domingo en el estadio de Chivas.“Sí, (en aquella final) hubo mucha sal y pimienta alrededor de este partido, incluso Jorge (Vergara) le puso mucha picardía, se hicieron apuestas, se dijeron muchas cosas, se contestaron otras, y más allá, quitando el lado futbolístico.

“Eso generó una situación en la cual toda la gente deseara que se diera ese partido porque había una rivalidad muy importante y nosotros la fuimos formando deportivamente en la cancha”, expresó.

Durante esa confrontación, el partido de ida terminó 1-1 y el de vuelta, en el Estadio Olímpico Universitario, el resultado fue 0-0, ambos conjuntos se fueron a penales, hasta la falla de Rafael Medina, para la coronación de los auriazules.

Castro, quien en aquel entonces jugaba de lateral derecho, pasó en 2011 a Cruz Azul y en 2014 a Chivas, por lo cual conoce las dos caras de la moneda, y sabe que su actual equipo no ha sido derrotado como anfitrión por su ex Pumas desde hace 34 años.

Pero él no le da mucha importancia a esa racha, al ponderar otras situaciones, al decir que “aquí entra una situación muy particular, lo que estamos viviendo en la cuestión porcentual, que necesitamos ganar”.

Luego de ganar a Monterrey y la oportunidad de hilvanar dos triunfos para tener las puertas abiertas de la liguilla por el campeonato del Torneo Clausura 2016, Israel Castro agregó que “sabemos que (este partido) va a enmarcar muchas cuestiones por la afición y la prensa, pero sí estamos muy enfocados en lo que nosotros estamos haciendo y queremos continuar con ese paso”.

NTX