La doble campeona olímpica de salto con pértiga Yelena Isinbáyeva recurrirá ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la decisión de marginar de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al equipo ruso de atletismo.

Así lo anunció hoy el entrenador de la afamada pertiguista, Yevgueni Trofímov, en declaraciones a la agencia R-sport, después de que ayer el Comité Olímpico Internacional ratificara la decisión de la Federación Internacional de Atletismo de vetar al equipo de atletismo ruso por el escándalo de dopaje.

“Después de ocurrido, Lena (diminutivo de Yelena) recurrirá ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, porque para ella y todo el equipo la decisión no se ajusta a derecho”, dijo el entrenador.

Trofímov añadió que lo que más le sorprendió a Isinbáyeva fue la reacción de las autoridades rusas a la decisión del COI de delegar en las federaciones internacionales la responsabilidad de autorizar o denegar la participación de deportistas rusos en los Juegos de Río.

“Se encogieron de hombros, y eso fue todo”, dijo el entrenador de la zarina de la pértiga.

El ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, agradeció ayer al COI que no marginara a todo el equipo olímpico Rusia de los Juegos de Río.

“Estamos agradecidos al Comité Olímpico Internacional por la decisión que ha tomado sobre el equipo nacional de Rusia, que se ha preparado para competir en Río de Janeiro”, dijo Mutkó.

Admitió que se trata de una “decisión objetiva”, habida cuenta de la situación en que se encuentra el deporte ruso.

La Agencia Mundial Antidopaje había recomendado al COI vetar la participación de Rusia de los Juegos de Río tras hacerse público el informe McLaren, que denunció la existencia en Rusia de un sistema dopaje promovido por el Estado.

 

EFE