Consternada por la crisis que azota al deporte ruso, la doble monarca olímpica del salto con pértiga, Yelena Isinbayeva, aseguró que su trayectoria es intachable, así como la de otros de sus compatriotas que ahora son señalados por culpa de unos cuantos.

Mediante una carta publicada en el portal oficial de la Federación Rusa de Atletismo, la multicampeona mundial expresó su sentir respecto al escándalo por corrupción y dopaje que manchó, a partir de este lunes, el entorno en el cual se desenvuelve desde hace casi 15 años.

“A lo largo de mi carrera deportiva he trabajado con honestidad, he ganado campeonatos mundiales, los Juegos Olímpicos y récords mundiales. Todas mis victorias son honestas, limpias y bien merecidas. Siempre seguí las normas antidopaje y sigo haciéndolo”, detalló la saltadora de 33 años de edad.

En el desarrollo de su misiva, se unió a la llamada de personalidades como el presidente de su país, Vladimir Putin, para solicitar a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) que las sanciones por estos actos sean individuales, pues no todos incurren en la práctica de uso de sustancias ilegales.

“La situación de Rusia es triste, pero pido que no se trate a todos los atletas de la misma manera negativa. No sería justo negarle el derecho a participar en competencias de la IAAF y los Juegos Olímpicos de Río 2016 a quienes no están involucrados en el problema de esos atletas desleales”, consideró.

Más allá de la recomendación por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés), la decisión final en cuanto al castigo será responsabilidad de la IAAF, por lo cual Isinbayeva apeló al buen criterio de los dirigentes de dicho organismo.

“Confío en el sentido común de los líderes de la Federación, creo que tomarán las decisiones correctas. Los culpables responderán por sus acciones y los inocentes serán capaces de continuar sirviendo y representando a nuestro país en todos los estadios deportivos internacionales”, expuso.

NOTIMEX