Alemania, gran favorita al título al inicio de la Eurocopa, intentará mañana despejar dudas de cara a portería frente a Irlanda del Norte, el equipo revelación de un Grupo C en el que Polonia también pugna por el liderato y donde la única certeza es que Ucrania está matemáticamente eliminada.

A falta de la tercera y última jornada, la clasificación sitúa a Alemania como líder provisional (4 puntos) empatada con Polonia (4 puntos), seguidas de Irlanda del Norte (3 puntos) y Ucrania (0 puntos).

Un simple empate ante los humildes norirlandeses les bastaría a los campeones del mundo para certificar la clasificación, pero una sorpresiva derrota germana combinada con una victoria o empate de Polonia ante Ucrania dejaría a Alemania fuera del torneo.

Tan abierta está la clasificación que la propia Irlanda del Norte opta a la primera plaza y los de Joachim Löw incluso tendrán que mirar de reojo al duelo entre Polonia y Ucrania en caso de sumar uno o tres puntos.

Tras el empate a cero entre Alemania y Polonia, la diferencia de goles será la que decida la cabeza del grupo en caso de igualdad de puntos. Alemania, no obstante, parte con ventaja en ese epígrafe (+2 de los germanos frente a +1 de los polacos).

También es posible que quien acabe tercero en el grupo logre el pase a octavos pues solo 8 de las 24 selecciones quedarán descartadas en la liguilla y se clasificarán los primeros y segundos de cada grupo y los 4 mejores terceros.

Ante un grupo tan abierto, lo único seguro es que el orden lo pondrán los goles, de forma que las miradas estarán puestas en la delantera alemana, menos incisiva en el arranque de la competición de lo que se podía esperar de los jugadores que hace dos años le hicieron un 7-1 a Brasil en las semifinales de su Mundial.

El falso nueve alemán Thomas Müller, ineficaz en los dos primeros partidos con su selección, ha reconocido que los engranajes del ataque no terminan de funcionar, a pesar de contar con estiletes como el propio Müller, Drexler, Götze, Gomez o Schweinsteiger.

“Tenemos algunos problemas en ataque. Desde ese punto de vista, las críticas pueden estar justificadas” pero “hay que mantener la calma, sino nos volveremos locos. Evidentemente nos gustaría crear más ocasiones y vamos a trabajar en ello para encontrar soluciones”, lanzó el astro alemán del Bayern Múnich.

Frente a una Alemania poderosa en horas bajas se dará cita en el Estadio de Francia de Saint Denis la desconocida Irlanda del Norte, una selección que nunca se había clasificado para una Eurocopa, aunque sí había disputado el de España 1982 y el de Mundial de Suecia 1958, donde llegó hasta los cuartos de final.

Solo un puñado de sus futbolistas juega en ligas de primer nivel, como McNair (Manchester United), Davis (Southampton) o Dallas (Leeds), todos en la Premier inglesa, y Will Grigg, que no ha disputado un solo minuto en la competición, se ha convertido en la estrella norirlandesa de la Eurocopa gracias a un pegadizo himno cambiando el tema “Freed From Desire” por “Will Grigg’s On Fire”, en honor al delantero del Wigan Athletic.

Si en el primer partido ante Polonia los de Michael O’Neill arrojaron al campo un fútbol tosco y romo, el técnico introdujo cinco cambios de cara al segundo partido contra Ucrania que se demostraron eficaces (0-2), con lo que puede esperarse que mantenga el once inicial de esa victoria, rubricada con goles de McAuley y McGinn.

Su estrella, el delantero del Norwich Kyle Lafferty que firmó casi el 40 % de los goles que hicieron que Irlanda del Norte llegara a la Eurocopa como primera de su grupo de clasificación, aún no ha marcado en Francia.

Los jugadores de Irlanda del Norte pueden ofrecer mañana a esa pequeña nación de menos de dos millones de habitantes y capital en Belfast una clasificación histórica para un equipo que hacía 30 años que no disputaba la fase final de un campeonato internacional.

– Alineaciones probables:

Alemania: Neuer; Höwedes, Boateng, Hummels, Hector; Khedira, Kroos; Müller, Özil, Schweinsteiger; y Götze.

Irlanda del Norte: McGovern; Hughes, Cathcart, McAuley, J. Evans; C. Evans, S. Davis, Norwood; Ward, Dallas; y Washington.

Árbitro: Clément Turpin (Francia).

Estadio de Francia de Saint Denis.

Hora: 11.00 horas.

——————-

Tercera jornada del grupo C.

Alemania (1), 3 puntos; Polonia (2), 3 puntos.

La clave: La resolución de los alemanes frente a la portería. La diferencia de goles podría decidir el liderato del grupo.

El dato: Irlanda del Norte nunca antes se había clasificado para la fase final de una Eurocopa y sería histórico que lograra el pase a los octavos.

La frase: Mario Götze, delantero de la selección alemana: “Es complicado frente a adversarios que buscan sistemáticamente destruir nuestro juego”.

 

EFE