Santos de Nueva Orleans (3-4) fue a conquistar el Lucas Oil Stadium, donde triunfó 27-21 sobre Potros de Indianápolis (3-4), en choque de la semana siete en la temporada 2015 de NFL, el cual se apretó con su propia complicidad.
Los visitantes se engolosinaron con 27 puntos sin respuesta, pero después consintieron tres pases de anotación por parte del mariscal de campo de “Indy”, Andrew Luck, a quien le faltó tiempo para poderse convertir en el gran héroe de la tarde.
Por Santos, el corredor Khiry Robinson aportó los primeros puntos de lo que se perfilaba para ser un monólogo “blanco y dorado”, en el primer cuarto con empujoncito de una yarda y en el segundo con carrerita de seis.
Instantes después se unió a la fiesta el ala cerrada Michael Hoomanawanui, quien coronó pase de 16 yardas por parte del experimentado quarterback Drew Brees, en jugada de sólo seis puntos, debido al punto extra errado por el pateador Kai Forbath.
A cinco minutos de haber comenzado el tercer periodo, el corredor Mark Ingram se impulsó una yardita para irrumpir en las diagonales, lo que nadie imaginaba es que a partir de ese momento, Nueva Orleans se ausentó del partido y por poco le cuesta el resultado.
El marcador le caló hondo al orgullo de Luck y a tres minutos de que muriera el tercer cuarto, se sacó de la manga sendo “bombazo” de 87 yardas para T.Y. Hilton, quien muy sobrado y como si el panorama fuera totalmente opuesto, burló a un rival y entró a la “zona prometida” con todo y voltereta.
El egresado de Stanford no se dio por bien servido y en ese mismo capítulo soltó disparo de 46 yardas para Hilton de nueva cuenta, mientras los aficionados de los “equinos” se levantaban de sus asientos convencidos de que atestiguarían la remontada de sus vidas.
Sin embargo, en los primeros 12 minutos del último cuarto se le “secó la pólvora” a los de casa, hasta que por fin Luck encontró tras ocho yardas al receptor Donte Moncrief, pero con esa jugada se le acabó la dosis de magia y así sufrió su segundo revés al hilo.
Con todo y que al final no hizo nada, Brees terminó la tarde con 28 aciertos en 44 envíos realizados, 255 yardas, un pase de touchdown y una intercepción; en tanto Luck consumó 23 de 44, 333 yardas, tres disparos a las diagonales y dos “pecados” que terminaron en manos rivales.
Anotación por cuartos:
Total
Nueva Orleans 07 13 07 00 — 27
Indianápolis 00 00 14 07 — 21
Nashville, Tn.- Por quinta semana consecutiva, Titanes de Tennessee se fue con las manos vacías, esta vez fue ante su gente en el Nissan Stadium, donde sucumbió por magro y discreto 7-10 ante Halcones de Atlanta (6-1), que recuperó la memoria tras perder el invicto la semana pasada.
A los “emplumados” les bastó un gol de campo de Matt Bryant (27 yd) en el segundo cuarto y un pase de anotación del quarterback Matt Ryan hacia el estelar receptor Julio Jones (8 yd), en el tercero, para darle la vuelta al marcador de 0-7.
Los únicos puntos para la causa de Titanes se dieron en el segundo, con envío de touchdown de Zach Mettenberger para el receptor Kendall Wright (19 yd), en lo que pintaba como un inicio prometedor del quarterback local, el cual se encargó de las riendas del equipo ante la lesión del novato titular Marcus Mariota.
El suplente de la segunda selección global del draft 2015 logró 22 de 35 pases intentados, acumuló 187 yardas, un disparo a la “tierra prometida” a cambio de un par de dolorosas intercepciones; mientras Ryan firmó 22 de los 38 posibles, acumuló 251 yardas, una anotación y entregó dos veces el ovoide al jugador equivocado.
Anotación por cuartos:
Total
Atlanta 00 03 07 00 — 10
Tennessee 00 07 00 00 — 07
Landover, Md.- Vibrante encuentro se vivió en el FedEx Field, escenario de la dramática victoria 31-30 de Pieles Rojas de Washington (3-4) sobre Bucaneros de Tampa Bay (2-4), que se hunde en el fondo de la División Sur en la Conferencia Nacional (NFC).
El panorama para la “tribu” era bastante desalentador, con desventaja de 0-24, pero como fue capaz de quitarse esa loza de encima, además de ganar, impuso el regreso más grande en la historia de esta franquicia.
De la mano de un soberbio Kirk Cousins, autor de tres pases de anotación, los de casa festejaron un touchdown cuando sólo restaban 24 segundos en el cronómetro y, de este modo, estropearon el buen día que estaba teniendo el novato pasador Jameis Winston.
Pero Cousins estaba decidido a robarse los reflectores para él solito y se encargó de brindarle los primeros puntos a su equipo, que estaba a un paso de “tirar la toalla” incluso antes de llegar a la marca del medio tiempo.
Su acarreo de ocho yardas hasta las diagonales cuatro minutos antes del descanso hizo ver a sus compañeros que el destino aún no estaba escrito y para el tercer cuarto inyectó aún más confianza con un par de conexiones exitosas, primero con el corredor Ryan Grant y luego con el ala cerrada Jordan Reed, ambos de tres yardas.
El truco final del inspirado egresado de la Universidad Estatal de Míchigan fue para Reed nuevamente, en mancuerna de seis yardas que hizo estallar por completo este recinto.
De este modo, Cousins alzó la mano para ser el ofensivo de la semana por parte de la NFC, con 33 correctos de 40 posibles, 317 yardas y cuatro festejos en la “tierra prometida”, uno personal y los otros compartidos.
En tanto, el primer pick del draft 2015 se esforzó con 21 de 29 correctos, 297 yardas y dos touchdowns, pero para su desgracia, estas estadísticas pasarán al olvido.
Anotación por cuartos:
Total
Tampa Bay 10 14 00 06 — 30
Washington 00 07 14 10 — 31
NTX