Las dudas y los rumores se terminaron este día, a unas horas de que se efectúe la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Río 2016, debido a que el legendario exfutbolista brasileño Pelé se descartó para asistir a la importante ceremonia a causa de unos problemas físicos, de salud.En los últimos días se habló de que el tres veces campeón del mundo sería el encargado de encender el pebetero en el estadio Maracaná durante la fiesta de apertura, sin embargo, fue el propio Edson Arantes do Nascimento el encargado de dar la mala noticia.

“En este momento no estoy en condiciones físicas de asistir a la apertura de Olimpíada. Como brasileño, pido a Dios que bendiga a todos los que participan en este gran evento y que termine en paz”, mencionó Pelé en una parte del comunicado.

El oficio de la figura mundial comenzó:

“Queridos amigos, sólo Dios es más importante que mi salud. En mi vida he tenido fracturas, cirugías, dolor, hospitalizaciones, victorias y derrotas, y siempre he respetado a los que me admiran. La responsabilidad de las decisiones es mía, por ello siempre he procurado no decepcionar a mi familia ni al pueblo brasileño”.

 

NTX