Iker Casillas, capitán de la selección española y actual guardameta del Oporto luso, ha recibido hoy en el Palacio de La Moncloa, de manos de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, que dedicó especialmente a su esposa Sara Carbonero y a su hijo Martín.

Se trata de la máxima condecoración a título individual en el mundo del deporte que concede el Gobierno español por medio del Consejo Superior de Deportes (CSD).

También se le ha concedido este galardón al exbarcelonista Xavi Hernández, que actualmente milita en el Al Sadd catarí tras salir del club azulgrana, y al que se le hará entrega de la distinción próximamente en Catar, en una fecha aún por decidir, al no poder estar en España.

Ambos futbolistas ya recibieron el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en 2012, después de que formaran parte de la selección española que lo logró en 2010 tras ganar el Mundial en Sudáfrica.

El Consejo de Ministros del pasado 17 de julio aprobó la condecoración a ambos estandartes del fútbol español con la máxima categoría del galardón por ser emblemas de las selección española de fútbol y “como reconocimiento y estímulo a quienes se distinguen de forma eminente en la práctica deportiva”, según el Real Decreto 1523/1982.

Iker Casillas, que quedará concentrado este martes en Las Rozas con la selección nacional para los partidos contra Inglaterra en Alicante y Bélgica en Bruselas, aseguró en su alocución que para él esta condecoración era “algo muy especial” que recordará toda su vida.

El guardameta madrileño dedicó la Gran Cruz “a las personas -dijo- que han confiado en mí a lo largo de toda mi carrera, y especialmente a mi esposa Sara y a mi hijo Martín”.

“Espero que me recuerden no solo por los éxitos deportivos”, aseguró el exmadridista, quien desea “seguir dando muchas alegrías” a los seguidores de su equipo y de la selección española.

Mariano Rajoy señaló que todo el mundo sabe “por qué el Gobierno español le ha condecorado” e hizo un resumen de la dilatada trayectoria del futbolista, en la que repasó sus logros deportivos. “Es uno de los deportistas más laureados y más queridos de la historia del deporte español”, aseguró.

El presidente se detuvo especialmente en su larga etapa en el Real Madrid, con sus trofeos como las cinco Ligas, dos Copas del Rey, tres Ligas de Campeones, el Mundial de Clubes, dos Copas Intercontinentales y dos Supercopas de Europa, entre otros, y en la selección española, con la que ganó las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de Sudáfrica 2010.

“Ahora los niños pequeños y jóvenes pueden creerse que esto se logra habitualmente, pero yo vi una Eurocopa, y no me acordaba mucho, en el 64, con el gol de Marcelino, que era de Galicia, por cierto”, apuntó.

Así mismo, destacó de Iker Casillas que es “una persona muy comprometida con las causas sociales” y repasó todas las colaboraciones con distintos organismos e instituciones benéficas.

 

EFE