El director general de la NFL en México, Arturo Olivé, aceptó que existe la posibilidad de que se dispute un partido de temporada regular en el país, pero dejó en claro que aún falta tiempo para ello y que si se diera, sería después de la edición 50 del Súper Tazón.

“Todavía es prematuro, no hay nada en ese sentido, más que el trabajo que estamos haciendo de manera consistente para cubrir los requisitos que la Liga nos ha pedido para poder hacer un juego de esta índole en nuestro país”, indicó.

“No tenemos nada confirmado en cuanto a fechas, ciudad, estadio o equipos participantes”, reiteró ante las versiones que se han generado al respecto.

El dirigente explicó que actualmente existe la propuesta, pero que se tienen que cumplir una serie de requisitos para que pueda darse la posibilidad de que haya un encuentro en México.

Añadió que existen diferentes ciudades donde se pudiera dar un encuentro de ese tipo y podría ser en el Distrito Federal, Guadalajara o Monterrey, aunque aceptó que en esta última sería complicado.

Esto último, porque el escenario pudiera ser el nuevo estadio de Rayados de Monterrey, pero que un impedimento sería el aforo que tiene el inmueble, que es para 51 mil personas.

“Tiene el mejor estadio hasta este momento, el estadio de Rayados es una gran obra, un orgullo para Monterrey, desafortunadamente para nosotros, pudiera llegar a ser un estadio de aforo pequeño, estamos buscando aforos de 60 o 70 mil para arriba y, por otro lado, el estadio de Rayados y NFL México no tenemos coincidencia de patrocinadores, que podrían hacer complicada una relación”, indicó.

Recordó que los estadios en México han sido diseñados para jugar futbol soccer, pero puso como el ejemplo el de Wembley, en Inglaterra, al que se le hicieron algunas modificaciones para albergar juegos de futbol americano.

NTX