El mexicano Esteban Gutiérrez (Haas), que acabó decimosexto el Gran Premio de Europa, disputado este domingo en Bakú, declaró tras la carrera, en la capital de Azerbaiyán, que “no ha sido un buen día” y que no están donde quieren.

“No ha sido un buen día para nosotros. Dañé el coche en la salida y después de eso lo único que hice fue intentar recuperar todo lo que pude”, explicó Gutiérrez, nacido en Monterrey hace 24 años, este domingo en Baku.

“No teníamos el ritmo para atacar los puestos delanteros. Estuve luchando todo el rato para adelantar y recuperar posiciones. En líneas generales no fue un buen día”, comentó el piloto regiomontano.

“Ahora tenemos que centrarnos en la próxima carrera y mantener el optimismo. No estamos donde queremos, pero seguiremos apretando e intentaremos optimizar todo para sacar lo máximo posible del coche con miras a Austria”, donde dentro de dos fines de semana se disputará el siguiente Gran Premio. EFE