El todavía entrenador del Bayern Múnich, Pep Guardiola, se quejó hoy de los topos que revelaron una dura discusión que tuvo él con los médicos y los fisioterapeutas del equipo, tras caer eliminado de la Liga de Campeones ante el Real Madrid.

“La gente que habló quería hacerme daño. Eso ha pasado muchas veces durante estos tres años”, dijo Guardiola en la conferencia de prensa del Bayern.

Guardiola tuvo que ver cómo muchas veces cosas que ocurrían en el vestuario alcanzaban los medios de comunicación lo que, según dijo hoy, es algo que no le hace tanto daño a él como al equipo.

El diario “Bild”, en su edición de hoy, reveló como Guardiola arremetió contra el equipo médico tras el partido contra el Atlético.

La arremetida, según el diario, fue de tal envergadura que generó una reacción de los fisioterapeutas ante la que Franck Ribery tuvo que mediar para que no ocurriera algo peor.

“Godín se recuperó enseguida en el Atlético. ¿Por qué no lo lográis vosotros? ¿Por que con nuestros lesionados siempre lleva tanto tiempo?”, criticó Guardiola al aludir al jugador uruguayo del Atlético, que fue baja en el partido de ida por una lesión muscular, pero en Múnich encabezó la defensa del club español.

El asesor personal de Guardiola, Manel Estiarte, no hizo más que encender los ánimos con un “mierda”, agrega el diario.

Las acusaciones hicieron “subirse por las paredes” a uno de los fisioterapeutas, muy respetado por los jugadores y el club.

“Eso no puede decirlo, eso no puedes decirlo. Tenías a todos los jugadores a tu disposición. A todos, excepto a Robben y Badstuber”, increpó el fisioterapeuta a Guardiola y Estiarte.

Durante la era Guardiola hubo constantes diferencias entre el entrenador y el departamento médico por la duración de las bajas por lesión.

Una de esas discusiones desembocó en la dimisión del legendario médico del Bayern y de la selección alemana, Hans-Wilhlem Müller-Wohlfahrt.EFE