El mexicano Andrés Guardado será baja por algunas semanas, debido a que presenta una molestia en el muslo derecho y aún se desconoce la fecha para regresar a las canchas.

El PSV Eindhoven informó, en su página oficial este martes, que Guardado sufrió una distensión muscular, por lo que será descartado por varias semanas e iniciará un programa de rehabilitación.

El “Principito” incluso no pudo jugar este sábado en la visita que hicieron los “granjeros” al AZ Alkmaar, donde se llevaron la victoria 2-4.

El capitán de la Selección Mexicana regresó a Holanda la semana pasada tras participar en los partidos de eliminatoria hacia la Copa del Mundo Rusia 2018.

NOTIMEX