PSV, con el aporte de los mexicanos Andrés Guardado y Héctor Moreno como titulares, conquistó un valioso cupo para los cuartos de final en la Copa de Holanda, pues vino de atrás para vencer de último minuto 3-2 al Heracles.

En atractiva serie entre equipos de la máxima categoría del futbol holandés, los “granjeros” se repusieron a una desventaja de 2-1 y a la expulsión de su portero, Remko Pasveer, en el amanecer del segundo tiempo, para salir con el puño en alto de su visita al Polman Stadion.

Jurgen Locadia fue el gran héroe para el elenco “rojiblanco”, con sus anotaciones en los minutos 36 y 90+1, aunado a un “regalito de navidad” por parte del arquero rival, el belga Bram Castro, quien metió un autogol al 69.

Mientras la escuadra local dispuso dos veces del control de la pizarra, primero por conducto del marroquí Iliass Bel Hassani, autor de una diana al minuto 18, y después se fue arriba 2-1, con un hombre de más, gracias al penal bien ejecutado de Oussama Tannane, al 50.

Así que con todo y susto de por medio, el conjunto de Eindhoven se mantuvo vivo en esta competencia, está enfrascado en una intensa pelea por lo más alto de la clasificación en la Eredivisie y, por si fuera poco, hace una semana irrumpió en los octavos de final de la Champions League.

NTX