El estadio Philips de Eindhoven y un PSV muy similar al que doblegó en el decimosexto penalti en los octavos de final de la pasada temporada marcan el reinicio del Atlético de Madrid en su aventura en la Liga de Campeones, la mayor ambición del equipo, subcampeón en dos de las últimas tres ediciones.

Tres meses y medio después de la final perdida en la tanda de penaltis en Milán contra el Real Madrid; dos años más tarde de la final frente al mismo rival en Lisboa y con un desenlace cruel en la prórroga y 42 años de la derrota en un partido de desempate por el título del torneo contra el Bayern Múnich, el Atlético mantiene su persecución del trofeo que le falta en su palmarés, el más grande.

“Seguiremos luchando por un sueño común (la Liga de Campeones) que tenemos todos los atléticos”, anunció este verano el uruguayo Diego Godín, cuando el equipo daba sus primeros pasos por la pretemporada en el complejo urbanístico de Los Ángeles de San Rafael (Segovia). Es el desafío del conjunto rojiblanco en esta temporada.

Ya lo ha acariciado dos veces desde que lo entrena el argentino Diego Simeone, ha eliminado en dos ocasiones al Barcelona en las tres últimas campañas, ha doblegado al Bayern en las semifinales del curso pasado, al Chelsea hace tres cursos en la misma ronda… Pero aún no ha tocado la cima. Ahora, inicia un nuevo asalto a la cumbre.

Y comienza en el estadio Philips de Eindhoven. Allí jugó y empató hace apenas seis meses en el encuentro de ida de la Champions del pasado ejercicio y allí le espera este martes el PSV, el actual campeón de Holanda, invicto en este curso -cuatro victorias y dos igualadas- y un rival exigente que ya ha mostrado su competitividad.

Es un partido clave. En un grupo en el que también están el Bayern Múnich y el Rostov, un comienzo con victoria en Holanda sería un paso adelante importante para el conjunto madrileño, reactivado con una segunda parte imponente, una victoria incontestable y cuatro goles el pasado sábado frente al Celta de Vigo en Balaídos (0-4).

Un impulso reconfortante para el Atlético, que se reencontró con el gol, la principal causa de sus dos empates anteriores frente a Alavés y Leganés, antes del estreno en esta edición de la Liga de Campeones, la cuarta seguida para el bloque dirigido por Simeone, en el que no se prevé apenas variaciones en el once para este martes.

En la portería es fijo el esloveno Jan Oblak; la defensa ha sido la misma en las tres jornadas de Liga y lo será en Eindhoven, con Juanfran Torres, Stefan Savic, Diego Godín y Filipe Luis; en el medio seguirán salvo sorpresa Gabi Fernández, Koke Resurrección y Saúl Ñíguez; y Antoine Griezmann es indiscutible en el ataque.

Entre esas certezas, la incógnita surge en dos posiciones del once. En principio, Yannick Carrasco probablemente repetirá en una banda, aunque el técnico también tiene la opción de incluir un medio centro más, Tiago Mendes o Augusto Fernández, y la delantera está entre Fernando Torres, titular el sábado en Vigo, o Kevin Gameiro.

Enfrente, el PSV Eindhoven, campeón holandés entrenado por tercera temporada consecutiva por el excentrocampista del Barcelona Phillip Cocu, viene de ganar 0-4 al NEC Nimega en su quinto partido de Liga, donde es segundo en la clasificación, a dos puntos del liderato del Feyenoord, y maneja un bloque similar al curso pasado.

El próximo rival de los rojiblancos, que se encontró con un tempranero gol en el minuto 4, jugó particularmente bien los primeros 25 minutos, en los que hizo los cuatro goles que le dieron la victoria, con dianas de los holandeses Joshua Brenet, Bart Ramselaar y Luuk De Jong, y del uruguayo Gastón Pereiro.

“Hicimos una primera parte muy disciplinada y no perdimos la concentración tras el descanso”, declaró el entrenador, que suele jugar con un 4-3-3, aunque en los dos últimos precedentes contra el Atlético modificó ese esquema, y que subrayó que esa cómoda victoria servirá para “alzar la moral” para el encuentro de este martes.

El grueso del equipo holandés será el mismo que se midió a los de Diego Simeone hace seis meses en octavos de final, con un doble 0-0 y resolución en los penaltis, siete años después de que el Atlético del mexicano Javier Aguirre derrotara en la fase de grupos de la Liga de Campeones al conjunto holandés por 0-3, la única victoria del Atlético en sus seis visitas de competición europea a ese país.

Alineaciones probables:

PSV Eindhoven: Zoet; Arias o Brenet, Isimat-Mirin, Moreno, Willems; Pröpper, Guardado, Hendrix; Pereiro o Ramselaar, De Jong y Narsingh.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Saúl, Gabi, Koke; Carrasco, Torres o Gameiro y Griezmann.

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra).

Estadio: Philips.

Hora: 13.45

—————————————————————–

La clave: La precisión al contragolpe.

El dato: PSV y Atlético están invictos esta temporada.

La frase: “Había que hacer un partido así”, declaró Antoine Griezmann el pasado sábado después del 0-4 al Celta en Balaídos.

El entorno: Las expectativas en la Liga de Campeones son altas tanto en el club y en el equipo como en la afición.

—————————————————————–

EFE