El delantero francés Antoine Griezmann, autor de los dos goles de la victoria de Francia contra Alemania, aseguró hoy que el primero de sus tantos, de penalti, fue más difícil que la pena máxima fallada con el Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones”.

“El penalti fue difícil comparado con el que fallé en Liga de Campeones. Afortunadamente ha salido mejor”, declaró Griezman, que suma 6 goles en el torneo.

A pesar de esa marca, que solo supera el francés Michael Platini con 9 tantos en la Eurocopa de 1984, también en Francia, Griezmann aseguró estar lejos del tres veces Balón de Oro.

“Aún estoy muy lejos de Platini”, agregó en declaraciones a “TF1” el goleador francés, quien también quiso compartir la victoria con el cuerpo técnico de su selección.

“Este resultado es la recompensa al trabajo de todo el grupo, el cuerpo técnico, los médicos, todos los que no han jugado pero que se han ocupado de que estuviéramos en las mejores condiciones para conseguir este resultado”. EFE