El delantero francés Antoine Griezmann, autor de un gol esta noche frente a Islandia, consideró que el partido se le puso de cara a su equipo tras abrir el marcador al poco de empezar el choque.

“Hemos metido un primer gol y luego todo ha sido más fácil. Hemos empezado bien, hemos marcado y hemos mantenido la intensidad”, señaló el jugador del Atlético de Madrid.

Pese a todo, Griezmann opinó que haber llegado a las semifinales, que disputará frente a Alemania, no supone aún que esta Eurocopa “haya sido un éxito” para los anfitriones y tampoco cree que las ausencias de jugadores como Gomez o Khedira entre los teutones vayan a disminuir su capacidad.

El futbolista se mostró “muy contento” por su compañero en la delantero, Olivier Giroud, autor de dos goles y nombrado mejor jugador del partido, al que señaló como “un jugador importante para nosotros, y ya lo dijimos antes de empezar el torneo”.

“Hoy había que ganar, había que pasar a semifinales. Ahora, a descansar bien, a poner los pies en la tierra y a preparar el próximo partido”, remató. EFE